Desde que Disney anunció su interés en adquirir los activos de Fox en diciembre de 2017, la incertidumbre ha estado presente, incluso ha existido un regateo entre ambas compañías para fijar un precio definitivo, el cual se quedó en 71.3 mil millones de dólares.

Ahora el proceso está a punto de finalizar, ya que por medio de un documento presentado a la Comisión de Bolsa y Valores, se establece que 21st Century Fox tiene hasta el 19 de marzo para otorgar las acciones a The Walt Disney Co. y así poder cerrar el trato antes de la medianoche del día 20 del mismo mes.

Ahora Disney cuenta con 90 días para poner a la venta 22 redes deportivas regionales que heredó en el acuerdo, lo cual era una de las condiciones para que existiera aprobación federal en esta transacción. 

Las principales preocupaciones que surgen con esta venta es el monopolio que está conformando Disney al adquirir tantas compañías en los últimos años y, por supuesto, la gran cantidad de pérdida de empleos que podría llegar a darse en Fox cuando le pertenezca a Disney.