HBO se la jugó bien bonito luego de que casi mete la pata gravemente con el final de ‘Game of Thrones’, pues sacó al aire una serie que tiene mejor calificación que la mismísima GOT y que se postula como una próxima sorpresa en las entregas de premios de televisión que se avecinan; se trata de ‘Chernobyl’.

La historia que narra los eventos que rodearon el desastre nuclear que sacudió al planeta entero en 1986, ha capturado la atención del público y de la crítica… siempre con sus excepciones, por supuesto. En Rusia, por ejemplo, no han tomado muy bien el éxito de la serie y tienen la intención de mostrar al mundo su propia visión de los hechos.

Esta historia añadiría un nuevo factor, la presencia de un infiltrado estadounidense que sería el principal responsable del fatal accidente. «Como justificación de la historia, el director de la película, Alexei Muradov, habló sobre una conspiración. Una teoría que sostiene que los estadounidenses se habían infiltrado en la central nuclear de Chernobyl y algunos historiadores no niegan eso. El día de la explosión, un agente de los servicios de inteligencia del enemigo estaba presente en la estación», informó Moscow Times.

Por su parte, el creador de la serie que se transmite en HBO, Craig Mazin, ha declarado que su intención desde el principio fue desarrollar una historia menos dramática, menos impactante y menos sensacionalista; más enfocada hacia la investigación de los hechos.