Esta industria, a diferencia de otras, está basada en el amor por algo tan necesario, e importante en la vida moderna como el divertirse; es amor lo que se le pone a gran cantidad de videojuegos en el mercado, no a todos obviamente, pero sí a la gran mayoría. Desarrollar un juego no es fácil, muchas veces es un infierno, pero es una labor de amor en su centro.

Si no lo creés, hay que ver el ejemplo que nos dan los desarrolladores del juego para Xbox, Cuphead, StudioMDHR Entertainment, quienes han tenido que hacer hasta lo imposible para que su visión pueda ser compartida con el mundo, y eso es algo que siempre vale la pena.

El juego ha pasado por un viacrucis tremendo, se anunció en el 2014 y, para cuando estuvo un demo jugable en el E3 2015, las críticas no se dejaron esperar, básicamente no gustó que solo fueran jefes finales prácticamente. Por eso StudioMDHR Entertainment tuvo que re imaginar muchos detalles del mismo, algo complejo para un estudio pequeño.

Con este cambio de diseño, la cosa se acercó a lo que desarrolladores y fans querían, en una entrevista, Chad Moldenhauer (co-creador del juego), comentó que: “La realidad es que Cuphead está más cerca del juego que siempre queríamos. No estamos agregando niveles para aplacar a la gente, los estamos haciendo de vuelta después de haberlos cortado originalmente”.

Pero la historia no termina ahí, las cosas que revela Moldenhauer, son verdaderamente desgarradoras, por ejemplo nos cuenta:

“La verdad es que empezamos Cuphead como un equipo de tres personas, trabajando sólo el fin de semana”, explica Chad. “Con un equipo tan pequeño sabíamos mantener nuestro alcance pequeño; Sólo había unos cuantos patrones y un par de armas y todo era menos loco. Demostramos a Cuphead en el E3 de 2015 y la respuesta fue alucinante “.

“Nos dimos cuenta de que había mucha gente por ahí que quería lo que estábamos haciendo. Mi hermano y yo dejamos nuestros trabajos, hipotecamos nuestras casas y comenzaron a ampliar el equipo. Esta fue nuestra oportunidad de entregar el juego que queríamos hacer en todo momento, en lugar del juego que originalmente planeábamos con un equipo de tres personas “.

Este es el tipo de historias de las que está hecha esta industria que tanto amamos, sacrificio, arte y la noble intención de compartir entretenimiento con una de las mejores comunidades del mundo, la de los gamers. Cuphead cuesta $19.99 dólares, no es mucho y ayudarlos a que tengan éxito es ayudar al mundo de los videojuegos, es una buena oportunidad de contribuir a hacer crecer a la industria.

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here