La búsqueda por el «Maximum Gold» está por empezar.

2020, un año de múltiples entregas

Durante este año, los jugadores de Yu-Gi-Oh! hemos recibido una cantidad enorme de producto, algunos buenos, otros malos, otros inexplicables, pero sin duda alguna, en lo que todos podemos coincidir, es que ha sido uno de los años más activos en cuanto a variedad de cartas hemos tenido, pese a ser un año completamente atípico para todos.

Algunas de estas mercancías son más esperadas y emocionantes para los jugadores puesto que entregan reimpresiones de cartas muy caras, antiguas o bien que por alguna jugada sospechosa de parte de KONAMI, reciben reimpresión (probablemente porque en un futuro cercano se conviertan en parte esencial de algún mazo del meta). De todos esos paquetes que llegaron este 2020, Maximum Gold representa un verdadero tesoro.

Parte de las reimpresiones que llegarán para mitad de este mes en Maximum Gold.

El valor de los tesoros antiguos

Como breve contexto, desde que aparecieron los primeros productos «Gold» de Yugi, todo jugador sabía que estaba ante algo bueno, la mayoría de las cartas seleccionadas eran necesitadas y buscadas, además de que la rareza en sí las distinguía de cualquier otra carta impresa hasta el momento, con esos bordes dorados que las resaltan en cualquier deck o pila de cartas.

Lo excelente de estas cartas es que son valiosas durante el momento de salida y probablemente dentro de años no pierdan su valor, por el contrario, algunas incluso se ponen más caras porque es raro encontrarse con tal monstruo o tal trampa en esa presentación. Una presentación gustada por muchos, criticada por otros, pero sea como sea, hace del producto una inversión asegurada y que, además, se hable de este y se busque incluso con el pasar de los años.

En Infinite Gold (2016), las cartas presentaban además de mucho brillo, ese efecto característico que tienen las secret rare regulares.

El 13 de la Fortuna

Este viernes 13 no será marcado por la mala suerte, o al menos no para los jugadores de Yu-Gi-Oh!, porque KONAMI libera de manera oficial Maximum Gold para el disfrute de todos y todas, volviendo a causar esa emoción generada siempre que aparece un producto «Gold» entre la comunidad, donde todos están pendientes de la salida a tal persona y desear tener la misma suerte o incluso mayor.

Desde hace meses se había filtrado una lista de las cartas seleccionadas para venir en la nueva rareza (en la cual profundizaré más adelante) y el furor entre todos no tardó en aparecer, emocionados de que cartas como Eldlich o Nibiru iban a ser reimpresas; cartón excesivamente caro o que forma parte de la estrategia de muchos para frenar esos primeros turnos llenos de negaciones (sí, hablo de Apollousa y Dragun en el campo, por mencionar algunos).

La atención por qué cartas iban a formar parte de esta dorada entrega persistió desde ese instante y a pesar de que salieron muchos otros productos, la Maximum Gold siguió ahí como una sombra gigante rondando estos. Como ejemplo de esto, durante los días de pre-lanzamiento de Phantom Rage comenzaron a compartirse los primeros unboxing y esto hizo que la mayoría de noticias se enfocaran en esto, no tanto en que una carta como Zeus o los nuevos Phantom Knights venían en el set.

En el último booster de este año en TCG, se entregó el AA-Zeus, quien llega a re-popularizar la invocación xyz dentro de los mazos.

¿En dónde se encuentra el oro?

Ahora bien, de lo que hemos podido ver en los múltiples unboxing, porque estoy seguro muchos de nosotros le hemos dedicado su tiempo a mirarlos, el set es enorme, trae muchas cartas de relleno (como siempre), pero al mismos tiempo brinda reimpresiones de cartas amadas por todos. Y cuando digo «todos» no me refiero solo al meta, sino también a los jugadores casuales y a los valiosos defensores del formato GOAT, con cartas como Mage Power, Monster Reborn y D.D. Warrior Lady las cuales son emblemáticas en este formato que agarra cada vez más y más fuerza.

De hecho, antes de continuar con la evaluación del contenido, quiero hacer una observación con respecto a estas reimpresiones que si bien KONAMI siempre toma en cuenta un par de cartas del formato antiguo, con este producto es más y parece no solo querer alcanzar el bolsillo de estos, sino de cierta manera validar su existencia que, todos esperamos, dentro de poco sea tan oficial como los Speed Duel.

Retomando, en estos unboxing entendimos a qué se refería KONAMI con que la carta se viera fundida en oro pues así luce, detalle que todos los lectores podremos apreciar con más cercanía dentro de unos días, pero hace de esta rareza, de nuevo, un producto único y sin duda para coleccionar.

Así lucen algunas de las cartas presentes en Maximum Gold en su nueva rareza.

Impermanence; Harpie’s Feather Duster, Nibiru, dos XYZ de los Zoodiac, Aleister, Red Eyes BLACK Dragon en su diseño original y con sin la «B.», Apollousa con arte alternativo (en conjunto con otras cinco cartas que reciben nuevo diseño), son solo algunas de las cartas afortunadas de este tratamiento en oro y se podrán encontrar en este set, además de las cartas con letras doradas donde se entregan reimpresiones para todo tipo de formato como Wightprince o Toadly Awsome.

El set cuenta con un total de 162 cartas divididas en 52 Premium Gold (dos en cada paquete, ocho en total por caja) y 110 Gold-Letter Rate (cinco en cada paquete); no digo que sea el producto perfecto, sin embargo, es de los mejores del año las cuales llegarán a alegrar este final de año más de uno, invito a todos a nadar en dorado en este noviembre con Maximum Gold.

Estas son todas las cartas que serán entregadas en un diseñ completamente nuevo, como fundida en oro.

Set: Maximum Gold. Contiene cuatro paquetes de siete cartas cada uno, dos en rareza premium gold, cinco en gold-letter rare.

Fecha de lanzamiento: 13 de noviembre, 2020.

Valor estimado: 22 000 colones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here