Ned Stark. Todo un personaje. A pesar de haber estado en apenas una temporada de Game Of Thrones, su presencia se siente en todas y cada una de las subsiguientes entregas. De hecho, yo me atrevería a decir que Ned por sí sólo revolucionó la televisión, pues antes de esa terrible última secuencia, era casi seguro que cuando un protagonista estaba en riesgo, iba a sobrevivir de todas maneras. Por supuesto hay excepciones, pero el momento en que Ned fue decapitado, aún siendo el principal en la historia, marcó un hito para la historia de la TV.

Quizás por eso es que, absolutamente todos los aspectos de esa última escena han sido fuente de especulación por parte de los fans. Además, la tendencia de GOT de presentar lo inesperado e ir dónde nadie pensaba nos hace creer que cualquier cosa es posible. He ahí el porqué hasta las últimas palabras de Ned son la raíz de teorías. ¿Se estaba comunicando Ned con Bran? ¿Estaba susurrando Valar Morghulis?

La respuesta es menos emocionante que eso. Simplemente estaba rezando, y de hecho, fue una decisión del propio Sean Bean.

«Pensé, ‘¿qué harías si esto realmente fuera a suceder?’ Probablemente oraría. Probablemente murmurarías algunas palabras y te mantendrías callado. Lo mantendrías para ti mismo», admitió el actor en una entrevista para The Huffington Post. «Fue realmente sutil. Mucha gente no se hubiera dado cuenta. Fue algo interesante de hacer para mí en ese punto. No hay mucho que puedas hacer, tienes tu cabeza en un bloque. Lo único que puede hacer es murmurar».

Esta respuesta puede parecer un balde de agua fría para muchos, que como los norteños siempre recuerdan y viven con la esperanza, cada temporada, de que Ned, Catelyn o Lady Stoneheart hagan una súbita aparición en pantalla. No obstante, Bean asegura y reasegura que, al menos su personaje, no lo hará.

«He escuchado rumores, pero no de muy buenas fuentes. Creo que ya cumplí mi tiempo aquí y creé un gran personaje. Sería muy extraño verlo regresar», aseguró el intérprete de Ned. Y como todos sabemos, una vez que un actor de Game of Thrones dice que su personaje está muerto, es porque lo está, y no hay absolutamente ninguna posibilidad de que regrese a escena.