Estamos en un punto en el que no importa lo que sea, cualquier cosa que lance Netflix, va a tener su audiencia. Desde dramas políticos, comedias de lucha libre, superhéroes enmascarados o en la categoría que quiera meter a Bojack Horseman.

Tanto así, que hace un par de semanas, le dio luz verde a que se produjera una adaptación de The Umbrella Academy, el cómic escrito por Gerard Way, vocalista de la banda My Chemical Romance, y Gabriel Bá, artista brasileño conocido por Casanova o Daytripper, y distribuido por Dark Horse Comics desde el 2007 al 2009.

De todos los ejemplos que existen de músicos que trascienden a otros medios (escritores, actores, directores), creo que Gerard Way sobresale en el ámbito de escribir cómics.
La percepción del mundo a través de sus ojos suele ser muy refrescante, una visión estilizada y al mismo tiempo, violenta si es necesario. Pero más que todo, sincera. Aspectos que comparte mucho con la música que creó en su época de My Chemical Romance. Su forma de hablar de la muerte y las dificultades de la infancia en ambos proyectos se asemeja mucho.

Así que no creo que sea necesario decir que si fueron fans de la banda, deberían leer este comic y, en general, sus diferentes trabajos.

 

 

Ya hablando como tal de la historia, es algo atrapante desde las primeras páginas.

En los años 40 y por razones muy ambiguas, nacieron 43 niños alrededor del mundo. Niños que fueron de madres que nunca tuvieron indicios de estar siquiera embarazadas. Y de todos esos niños, lograron sobrevivir solo siete, todos con algún talento o “poder” en especial. Todos siendo adoptados por Sir Reginald Hargreeves, un empresario, inventor, científico (y un extraterrestre en disfraz) que se encargó de cuidarlos para que se encargaran de salvar al mundo de las fuerzas del mal.

 20 años después de sus épocas doradas como el equipo conocido como The Umbrella Academy, y con vidas completamente diferentes, todos los integrantes del equipo se vuelven a reunir para el funeral de Hargreeves. Esto sucede al mismo tiempo que reciben una advertencia de un viajero del futuro, avisándoles que en tres días el mundo se va a acabar.

Gerard Way nos envuelve con relato argumental y emocional, bastante diferente a lo usual. Los personajes son muy variados entre ellos, todos con personalidades muy fuertes e ideologías diferentes. Lo cual hace que las interacciones sean siempre interesantes de leer.

 

El arte de Gabriel Bá, altamente inspirado en el trabajo de Mike Mignola, es algo tan hermoso como sorprendente, por el detalle que se le da a todo los aspectos. Desde el diseño de los personajes, los colores, la ambientación. En fin, es un gusto también ver el arte de este cómic.

Los temas que son tocados durante los dos volúmenes, muestran la visión que tiene Way del mundo. Como ya dejamos en claro desde antes, durante su carrera como cantante de la banda My Chemical Romance, en sus letras, estaban los temas recurrentes de la muerte, la niñez y el fin del mundo, y en esta historia, dichos temas también son explotados de gran manera.
A pesar de que la mayoría de tiempo estamos con estos personajes como adultos, todo lo que vamos descubriendo de su historia cuando eran niños, ya sea mostrándolo por medio de flashbacks o con las historias verbales son sumamente interesantes.

Otro punto a favor es ver como los villanos en ambos volúmenes, son creados e introducidos por Way en la historia como si fuera un profesional. Personajes como The White Violin en el primer volumen o Hazel y Cha-Cha son atemorizantes y con fuertes conexiones al pasado de los personajes principales, esto hace que su historia y sus interacciones con dichos personajes, tenga un golpe emocional un poco más fuerte, tanto para los ellos mismos, como con nosotros los espectadores.

Le preguntamos a Mariana Artavia, una de nuestras editoras y fan de esta historia, que qué pensaba de The Umbrella Academy y su futura adaptación a la televisión y esto fue lo que nos dijo:

“The Umbrella Academy no es la típica historia de superhéroes. La forma de escribir de una mente como la de Gerard Way se complementa perfectamente con el estilo único de Gabriel Bá para construir un universo con aliens, viajes en el tiempo, el fin del mundo y una especie de familia disfuncional, creando un cómic inteligente, oscuro y adictivo en donde el arte de ambos cobra vida. Netflix es probablemente la plataforma ideal para llevar a estos personajes a la pantalla y desarrollar una adaptación con todo el potencial creativo de esta historia.”

 

En estos momentos, hay disponibles dos volúmenes (Apocalypse Suite y Dallas) más un tercer volumen llamado Hotel Oblivion que fue anunciado para el próximo año. Aparte de esto, hay cuatro historias cortas con estos personajes para mostrarnos otras aventuras fuera de lo contado en los arcos principales.

En cuanto a la serie tenemos confirmado que será en Live Action, Netflix pidió 10 episodios para la primera temporada y tenemos a Steve Blackman (Fargo) como showrunner, Gerard Way como productor ejecutivo y Jeremy Slater (The Exorcist) como el guionista del episodio piloto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here