Después de haber ganado su primer premio Oscar en su rol de actriz secundaria para ‘La Chica Danesa’, Alicia Vikander fue tomada en cuenta para ser la nueva Lara Croft, papel que primero había desempeñado Angelina Jolie varios años atrás. La nueva aventura cinematográfica del famoso personaje de videojuegos se estrenó en 2018, recaudando casi 275 millones de dólares a nivel mundial.

A pesar de haber representado un éxito en taquilla dentro de los Estados Unidos y de que la crítica no le favoreció mucho (por más que intentaron respetar la fidelidad con el juego de Crystal Dinamics del 2013), actualmente Warner Bros ha dado el visto bueno para que se desarrolle una segunda parte, la cual, seguramente, estará basada en el juego del 2015 ‘Rise of the Tomb Raider’.

Vikander regresaría como Lara Croft nuevamente y existen grandes posibilidades de que la dirección esté, al igual que la anterior película, a cargo de Roar Uthaug; sin embargo, se ha confirmado que una nueva guionista ha sido llamada en esta ocasión y sustituirá a Geneva Robertson-Dworet y Alastair Siddons, estamos hablando de Amy Jump.

En ‘Rise of the Tomb Raider’, el videojuego estrenado en 2015 y ambientado un año después de los eventos ocurridos en la anterior entrega, Lara emprende un viaje por Siria y Siberia con el fin de hallar la ciudad de Kitezh y su promesa de la inmortalidad.