Suele decirse que nunca se le queda bien a nadie. Pero en el caso de la serie de Netflix «El mundo oculto de Sabrina», el capítulo final no ha sido del agrado de muchos de los fans ni de los principales medios de entretenimiento. De hecho, ni siquiera de su protagonista, Kiernan Shipka, quien argumentó estar completamente sorprendida.

Para poder detallar las críticas y comentarios que han suscitado el polémico final de la serie es necesario realizar spoilers, por lo que si no has terminado de ver la última temporada te sugerimos dejar de leer el artículo acá y regresar cuando la hayas terminado.

En el último episodio, Sabrina sacrificó su propia vida para derrotar al Vacío, el último de los horrores arcanos liberados por el Padre Blackwood. De esta forma, salvó a todos sus seres queridos, a Greendale y al mundo. En los últimos minutos del final de la serie, Sabrina se sienta en una habitación etiquetada como “El dulce más allá”.

Sorpresivamente, aparece Nick, el novio de Sabrina en vida, quien le explica que está allí tras haberse ahogado en la “maligna resaca” del Mar de los Dolores. Aunque no lo dice textualmente, es claro que se suicidó al no haber podido superar la muerte de ella. Tras unos pocos segundos de enfado por parte de Sabrina, Nick le recuerda que lo importante «es que estamos juntos aquí por siempre». Luego ella responde con un simple «eso es una ventaja» y lo besa.

En Mashable dicho cierre fue catalogado como “un increíble error de juicio” que rememora a la polémica de 13 Reasons Why, estableciendo que todo es presentado “como un final romántico y feliz para dos adolescentes muertos”, lo que lo vuelve algo injustificable.

«Si bien 13 Reasons Why y Sabrina tienen diferentes equipos creativos, es asombroso que Netflix albergue dos programas populares orientados a los jóvenes que cometan el mismo error. Independientemente de lo que se pueda decir sobre la temporada 4 de Sabrina, el hecho de que todo se resuma al horrendo mensaje de que el amor verdadero significa morir por suicidio es imperdonablemente irresponsable», reza el artículo.

Por su parte, Bustle puntualizó que es «un final enrevesado, insatisfactorio y equivocado que glorifica el suicidio por el bien de dos personajes que terminan juntos». Y agregó: «Eso es decepcionante para un programa que siempre había puesto la independencia de Sabrina a la vanguardia. Incluso mientras navegaba por varios romances (y doblemente para un servicio de streaming que ya transmitió una serie adolescente problemática sobre el suicidio)».

El sitio Collider.com se sumó a las críticas, indicando que el final simplemente «apesta» y tiene «implicaciones horribles» para la narrativa. «Es un final completamente jodido al estilo de Romeo y Julieta que transmite el mensaje muy peligroso y tóxico de que los problemas personales (como el dolor) se pueden resolver con el suicidio».

El artículo agrega que «para ser claros: el suicidio nunca es la respuesta y la forma en que la serie lo arroja en los momentos finales es imprudente e irresponsable. Esa decisión, además de la confusa elección de matar a Sabrina, contribuyó a un final completamente insatisfactorio para un programa que, la mayoría de las veces, fue un excitante y macabro viaje de emoción».

Incluso la protagonista de la serie, Kiernan Shipka, aseguró que la forma en que concluyó el programa la golpeó emocionalmente, según le dijo a Leanne Aguilera de Entertainment Tonight (ET). «Me sorprendió mucho. Creo que tenía la misma mentalidad que todos los demás, que Sabrina no puede morir. Ella es Sabrina. No puede morir. Y luego pensé, ‘Oh, no hay más páginas. Creo que eso es todo'», dijo Shipka sobre su reacción al leer el guión.

Además, ya que en el mundo de Sabrina todo es posible, la actriz no niega la posibilidad de retomar su papel en Riverdale o en una película, aunque aún no ha recibido ninguna oferta. «Mira, creo que todavía podemos ir a Riverdale. Tengo la esperanza de que ella aparezca».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here