El reciente acuerdo entre Marvel Studios y Sony para hacer una película más de Spider-Man en colaboración, ha tenido un protagonista inesperado. Tal como reveló Bob Iger en «Jimmy Kimmel Live!», Tom Holland fue quien se puso el traje de héroe para servir como intermediario en la negociación.

El presidente de Disney además reveló que Holland quería brindarle a los fans eso que tanto estaban pidiendo: que el superhéroe siguiera en el UCM. Hay que recordar que Sony ha tenido los derechos del trepamuros desde 1999, pero los ha compartido con Marvel Studios desde el 2015.

Era claro que los seguidores querían a Tom de regreso como Spider-Man.

Bob Iger

Desde entonces Marvel Studios ha funcionado como la productora de las películas en solitario del 2017 y 2019, las cuales fueron éxitos rotundos en taquilla. Pero además, ha tenido la posibilidad de incluir al personaje en sus películas grupales.

Él básicamente me lloró al teléfono (bromeando)… No, no realmente. Era claro que estaba muy preocupado y nosotros también nos preocupamos por él. Es un gran Spider-Man, ¿verdad? Me sentí mal por él, entonces le dimos a los fans lo que querían.

Bob Iger

Iger reconoció que Tom Holland consiguió su contacto mediante personas importantes de la compañía y que fue a finales de agosto que le pidió que mantuviera a Spidey en el UCM. Después consiguió hablar con más personas de Disney para comentarles su idea, esto antes de llamar al presidente de Sony.

Algunas veces, las compañías cuando están negociando o las personas cuando están negociando, se olvidan que hay personas afuera que importan mucho. Hay toda una familia Parker a la que hay que cuidar.

Bob Iger