La popular y mítica serie de ciencia ficción “Doctor Who” cumple 55 años. Sí, es cierto que hubo un lapsus de la serie de 16 años (entre 1989 y 2005); pero en paralelo la BBC mantuvo viva la historia con programas de radio, algún especial o película de TV, libros y algunos materiales extra; por lo que el personaje siempre se ha mantenido vigente.

El 23 de noviembre de 1963 Willian Hartner se convirtió a los ojos del mundo en la primera encarnación conocida del Timelord más famoso del universo. Procedente de Gallifrey, llega a la Tierra y empieza una serie de aventuras que siguen hasta el día de hoy, en distintos momentos del planeta o en otras partes del espacio-tiempo, donde con ayuda de algunos terrícolas puede “enderezar” peligros o evitar tragedias. Y también, algunas veces ha tenido que sufrir pérdidas por no poder cambiar lo que debe suceder.

Muchas cosas no han cambiado desde la primera emisión: el Doctor viaja con acompañantes, siempre su Tardis y su inseparable destornillador sónico, y cuando se necesita siempre tiene el “gadget” apropiado para cada ocasión, guardado en alguna caja.

Desde entonces, cientos de personajes e historias han pasado. Y el universo del Doctor Who se ha convertido en un referente de la Ciencia Ficción. En especial, han demostrado que se puede hacer un buen show sin gastar demasiado presupuesto en efectos especiales, incluso viéndose a veces como un show de bajo presupuesto (algo cada vez menos común).

Los Daleks: enemigos emblemáticos del Doctor.o

Una serie centrada en la humanidad y con múltiples enemigos que siempre se enfocan en un aspecto de ella: los Daleks son la pérdida del corazón y compasión humana, los Whiping Angels son el remordimiento del pasado y los Cibermen son la automatización humana. Las historias de siempre nos llevan desde el cosmos de vuelta a algún aspecto de nuestra especie e invitan a reflexionar sobre lo que hacemos, tanto en ese sentido, como en el personal.

Ojalá tengamos 55 años más de aventuras del Doctor, o como es ahora, ¡de la Doctora!