La animación occidental ha tenido un crecimiento increíble en los últimos años. Y sea en el cine o la televisión, para adultos o para toda la familia (me niego a decirle “fábulas para niños”) se siente que ha habido una inversión para hacer series de mejor calidad de diseño, voces e historia. Esto hace que buscar una serie de animación sea tan emocionante como ver una serie live action.

Y es que se puede encontrar de todo en estas series. Desde un caballo que habla, niños que pelean contra un triángulo de un ojo o viajar a una dimensión alterna. Esto simplemente no sería tan sencillo de lograr con actores reales y aun no tendría el mismo impacto a verlo en un estilo de animación.

Por cosas como estas, y otras que hablaremos más adelante, son por las que la serie de Adult Swim, Rick and Morty es una de las mejores cosas que le ha pasado a la televisión desde que fue lanzado el episodio piloto.

Rick and Morty es una serie creada por Justin Roiland, conocido principalmente por ser un animador y actor de voces en series como Adventure Time o Fish Hooks, y Dan Harmon, creador de Community, una de las mejores comedias de los últimos años.

Tal vez los hayan visto en el couch gag de Los Simpsons en el season finale.


Estas dos mentes se juntaron cuando Harmon tenía que intentar hacer el “pitch” de una serie animada para Adult Swim. El bloque nocturno de Cartoon Network. Y luego de ver un corto de Roiland llamado The Real Animated Adventures of Doc and Mharti (video muy NSFW), este quedó encantado y quería hacer una serie con la base de estos personajes.

Pero, ¿Qué hace que Rick and Morty sea una serie imperdible en la edad de oro de la televisión?

Para empezar, el elenco es increíble. Se unieron actores con experiencia en la televisión como Chris Parnell (Archer, SNL), Sarah Chalke (Scrubs, How I Met Your Mother) y Spencer Grammer (Chicken Robot), junto a Roiland que haría la voz tanto de Rick como de Morty.

Y pues la historia se podría definir como un tercio de Back To The Future, un tercio de Doctor Who y un tercio de Arrested Development.
En cada episodio tenemos dos historias. Una con las aventuras de ciencia ficción con Rick y Morty y la otra es una historia con la hermana adolescente de Morty, Summer, y sus padres Beth y Jerry Smith, los cuales se mantienen en el borde del divorcio desde que Beth quedó embarazada en el colegio y tuvieron que casarse.

Aparte de eso, hay montones de actores invitados, desde Stephen Colbert y John Oliver, pasando por Alfred Molina, Christina Hendricks hasta Dana Carvey. Incluyendo algunos actores veteranos en la industria del voice acting como Nolan North, Tom Kenny y Tara Strong.

Las historias es uno de los puntos más altos de esta producción. El ingenio que los guionistas proyectan en los episodios, uniendo buenas tramas de ciencia ficción, referencias a películas, dramas familiares, existencialismo y un poco de humor negro.

La ciencia ficción en R&M llena el vacío que alguna vez dejó Futurama. Historias inteligentes, frescas y completamente irreverentes. Hablamos de parques de atracciones en el interior de un indigente, tráfico de semillas de otra dimensión, perros dominando el mundo, y eso es sólo en los primeros tres episodios.

Las parodias a películas son un tema recurrente en la serie. Desde clásicos como Jurassic Park, Inception o Ghostbusters, como cine menos conocido como Raising Arizona o Total Recall. Obviando la clara similitud de los personajes con los protagonistas de Back To The Future.

Esto se puede ver reflejado tanto en la historia, como pequeños guiños o la historia principal, o en los títulos de estos.

El existencialismo que se percibe en los episodios es un tema recurrente en ambas temporadas. Múltiples dimensiones, simuladores de la misma vida y cuestionarse el libre albedrío en nuestras vidas. Son temas de los que se habla y se cuestiona en numerosas ocasiones pero al final termina respondido de la misma forma, con un simple “Don’t think about it” de Rick Sanchez, uno de nuestra pareja de protagonistas.

Y es que la profundidad del personaje de Rick, sorprende más de una ocasión. Un personaje con síndrome de grandeza, nihilista, autodestructivo pero que muestra señales de humanidad de vez en cuando hace que sea considerado por muchos como uno de los mejores personajes de la nueva era de oro de la televisión.

Y pues, al ser una serie para adultos, no podía faltar una pizca de humor negro y chistes que rozan en lo que se conocería como políticamente incorrecto. Hay casos de este desde el primer episodio cuando Morty, confiado con lo que le dice su abuelo, le dispara a unos insectos gigantes creyendo que eran robots. Y, pues, es mejor que lo vean por ustedes mismos…

Otro de los puntos más importantes en la serie es el uso recurrente de la improvisación. En cada una de las dos temporadas hay un episodio en el que nos muestran el poder del cable multi-universal, el cual muestra anuncios, películas y series de todas las dimensiones existentes, y cada uno de estos, fue completamente improvisado.
No por nada es conocido como de los mejores episodios de la serie.

Y para finalizar, los momentos más oscuros y emotivos, por que sí hay de esos en R&M, son igual de poderosos como en otras series animadas como Bojack Horseman o Gravity Falls.
Mostrando temas de suicidio y de finales no tan felices es la forma en la que más de uno quedó enganchado con la serie.

Si con todo esto no se han decidido verla, les dejo una noticia más. A Barry Allen también le gusta Rick and Morty.
Ahí está, ya para este momento tuve que hacerlos fans de la serie.

Actualmente se pueden encontrar las dos temporadas en Hulu, la página de Adult Swim y otros sitios para compartir series. La tercera temporada se encuentra en producción actualmente y se espera que sea estrenada a finales de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here