El Hijo nos narra la historia de un niño de seis años quien vive madre en una granja en el Salvaje Oeste junto a su querida madre. Un día, llegan unos descorazonados bandidos que hacen trizas la pobre granja prendiendo fuego a todo a su paso. Tras el incidente, su madre decide dejar al pequeñín en un monasterio, pero esto no le hace mucha gracia al chiquito, que decide escaparse del lugar para buscar a su madre.

Primero diremos algo que es casi obvio, El Hijo es un juego no violento, no andamos pegando tiros o asesinando gente en el viejo oeste, más bien, se trata de distraer a los malos de la película y esconderse para poder avanzar. No es un juego que venga lleno de innovación, en realidad no encuentro mecánicas nuevas o algunas que me dejen sin aliento, pero en realidad creo que la historia que nos quieren contar es la parte más bonita del juego.

El Hijo

Para avanzar distrayendo a los enemigos, el niño hace uso de una honda que puede usar para romper cosas y hacer ruido que distraiga a los NPCs, también puede hacer uso de algunos juguetes de cuerda que pueden llevarse lejos a los guardias, otros objetos son un sombrero grande bajo el cual se puede esconder al mejor estilo de Snake, o puede usar una bomba de humo que limita la visión de los enemigos. Otras formas de utilizar el sigilo es la de hacer uso de la luz (o falta de la misma mejor dicho), pues podemos colocar al pequeño en zonas sin iluminación para que se esconda en las sombras, puede esconderse dentro ollas o vasijas, o si es necesario podría correr, pero esto último genera sonido que llama la atención, es posible agacharse para ponerse a cubierto detrás de mesas o estantes. Si bien estas mecánicas u opciones jugables no son nuevas, los entornos creados para El Hijo están creados tal forma que nos da mucha libertad en la forma que podemos usar todas estas opciones, y eso además de divertido, agrega rejugabilidad al juego.

Algo que me gustó mucho de El Hijo es su jugabilidad pacífica, me sentí muy feliz de probar un título de sigilo junto a mi hijo, sin pensar en que podría haber porciones violentas en la partida que no fueran aptas para niños, pero este juego es una gran oportunidad para que los pequeños descubran de una linda manera un género tan bonito como este. Además, el tema del viejo oeste siempre es uno de mis preferidos en los juegos, y aunque no tenemos niveles tan detallados como en Desperados III, El Hijo viene con un arte en caricaturas bastante agradable donde se logra retratar bien los tiempos de los vaqueros y forajidos.

El Hijo

Entre todo lo bonito hallamos algunas cosas que podrían mejorar, sobre todo en la parte narrativa. En una parte específica la madre del niño recibe una recompensa de captura sobre ella por un crimen que nunca se nos explica ni tampoco vemos nada que la incrimine en los pocos niveles que podemos contrarla para jugar como ella. Posteriormente a la hora de su captura, las facciones de monjes, bandidos y soldados se unen para atraparla cuando un par de niveles atrás estaban dándose de golpes entre sí.

En otro ejemplo, al comienzo del juego cuando termina la parte de la fuga del monasterio, tras salir del monasterio, ya no veremos a los monjes, sino que empezaremos a topar con bandidos y soldados. Todo indica que los religiosos, los malos, y los buenos (los soldados) se llevan de lo peor, sus relaciones están por el suelo y viven en todo menos en paz, pero en un momento dado, todo se vuelca, y las agrupaciones comienzan a trabajar en equipo sin ningún motivo aparente. A veces veremos como los bandidos se pelean con los soldados, pero en el siguiente nivel son amigos, entonces entro en una serie de preguntas donde no encuentro respuesta lógica para darle cabida a esta conducta en la trama.

El Hijo

Para resumir, El Hijo se traba mucho con lo extraño de su trama y la inconsistencia argumental, en el sigilo diurno donde siempre te escondes en las sombras durante el día -literalmente. Con todo esto no deja de ser divertido disfrutarlo junto a mi pequeño en una tarde de domingo o después de la escuela. Y si bien no se enfoca en crear nuevas mecánicas para emplear gameplay sigiloso, sí logra darnos niveles suque permitan la libertad con las herramientas que ofrece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here