El nuevo capítulo del manga de Dragon Ball Super nos contó lo ocurrido con héroes y villanos después de la primera batalla en Namek. Donde Moro y su Ejército lograron repeler al equipo formado por Gokú, Vegeta y el Supremo Kaio-Sama.

El episodio #51 mostró a Moro recuperando su energía casi al 100%, con cambios físicos que fueron evidentes en él.

Como lo ven, las arrugas se han ido y el villano luce totalmente rejuvenecido. Su cuerpo cansado se transformó en uno vigoroso y lleno de fuerza.

La razón por la que Moro pudo recuperarse totalmente es la calidad de energía que encontró en Namek. Como el propio villano mencionó:

Un planeta con una raza especial me da una energía de gran calidad.

Los siguientes planes de Moro son seguirse alimentando de los planetas del Universo y no tiene intenciones de buscar a Gokú y a Vegeta para enfrentarse a ellos. Sólo advierte que si se vuelven a cruzar en su camino, los matará. Y ya sabemos que los saiyajin SÍ se tienen que volver a cruzar en su camino. Ya conocemos lo obstinados que son.