Llegó el final de la segunda temporada de la serie «His Dark Materials» en BBC One y HBO, y no ha dejado indiferente a nadie.

Este final de temporada coincidió con la reciente noticia de que ambas compañías televisivas renovaron la serie para una tercera y última temporada. Con toda lógica, ya que hasta el momento las dos primeras temporadas abarcaron los dos primeros libros de la trilogía escrita por Philip Pullman.

Al final de la primera temporada, dejamos a Lyra (Dafne Keen) y a Will (Amir Wilson) cruzando portales a otros mundos, con los enemigos de cada uno siguiéndoles los talones. En esta segunda temporada, pudimos descubrir qué nuevos retos afrontaron nuestros protagonistas.

Desde la primera temporada se notan muchos cambios grandes de la historia comparada con su versión literaria, sin embargo se conserva la esencia de la trama y de los personajes, lo cual se agradece. Incluso, hay escenas del segundo libro de la trilogía, «La daga», que fueron incluidas en la serie con una dosis extra de tensión que deja al borde de la silla hasta a los lectores más conocedores de la saga.

Otro acierto de esta temporada, aunque tratado por encima, fue la comparación entre un mundo donde las mujeres tienen libertad de decidir a qué dedicarse, cuándo, cómo y hasta de liderar equipos e iniciativas, y otro mundo en el que las mujeres no tienen libertad para hacer prácticamente nada. Este pequeño momento resulta más inquietante, si nos ponemos a pensar de que ambos «mundos» coexisten en la vida real, pero ese es otro tema para otro artículo.

También vemos cómo las líneas que separan a héroes de villanos se desdibujan cada vez más. Los que creíamos los malos de la historia ahora no caen tan mal, y algún personaje que se había romantizado antes, ha tomado decisiones que muchos no compartirán del todo mientras avanza la trama.

¿Puntos bajos? Es injusto comparar el guión de la serie con la infinidad de detalles que aparecen en los libros, sin embargo, se han tratado muy superficialmente algunos temas importantes para la comprensión de la compleja historia, por ejemplo el profundo significado de los daimonions para los seres humanos (que no termina de cuajar en la serie) y todo el caos que gira alrededor del «polvo» y la misma Lyra.

«His Dark Materials» en su segunda parte se ha terminado de consolidar como un imprescindible de HBO. Eso sí, a pesar de ser una serie altamente recomendada, no podemos dejar de sugerir que lean los libros para adentrarse más en el mundo de Lyra Silvertongue.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here