Uno de los pesos pesados que llegaba con buen hype a la escena de los videojuegos este 2019 es Gears 5, este título desarrollado por The Coalition viene a ser la sexta entrada en la saga que vio sus inicios en 2006 para la consola Xbox 360. Hoy, 13 años después, venimos a probar esta nueva entrega que enfoca su trama y protagonismo en el pasado de Kait (quien aparece inicialmente en GoW4), y nos lleva a un viaje que tiene como punto fuerte las ganas que tiene Kait de descubrir un poco más sobre su pasado y la desendencia Locust de la que viene.

Yo quiero ser honesto, y hacer mención de que el único Gears of War que jugué fue el primero. Y la verdad, no recuerdo mucho pues ha pasado más que una década.

Gears 5 – The Coalition

Bueno, Gears 5 da comienzo con un tedioso entrenamiento que sirve para mostrarnos las mecánicas del juego. Las coberturas siguen siendo el pilar del combate de armas, y son necesarias si pretendemos salir airosos en las refriegas tan constantes que tendremos a lo largo de la campaña. Digo «tedioso» porque no soy de hacer tutoriales, y me parecen una pérdida de tiempo, lo bonito de los juegos es aprender uno mismo cómo funciona todo, y no que nos den las cosas en bandeja de plata -pero eso es harina de otro costal.

Tras la bienvenida didáctica, pasamos a nuestra primera misión, que nos lleva a la zona de Azura para encontrar un prototipo del Martillo del Alba (es el arma mortal que todos temen, y es prácticamente la salvación de la humanidad). Allí, nos ponemos manos a la obra en un escenario hermoso, una cueva en la que entramos haciendo rapel desde el helicóptero que lleva al grupo de Gears designados para el trabajo. Una vez dentro, es cuando confirmamos lo fantástico que es visualmente Gears 5.

Las mecánicas del gunplay no tienen muchos cambios -desde mi perspectiva y recuerdos de hace tanto tiempo. La parte principal es el disparar y cubrirse, flanquear y atacar a los enemigos con disparos a la cabeza. Suena sencillo, pero a veces cuando estamos abrumados por disparos en todas direcciones, explosiones, ataques cuerpo a cuerpo, esto se vuelve tarea compleja (pero reconfortante a la larga); muchas veces era tan complicado que varias veces me dije a mí mismo: «¡puta, por fin termina esta mierda!», pues eran escenas rudas, dificultosas, donde me costaba salir en pie.

Gears 5 – The Couch

No todos los enemigos tienen como punto suave sus cabezas, hay otros enemigos de mayor tamaño como los Carriers, los Pouncers, o los enormes Brumak, que requieren de ataques en zonas especificas de sus cuerpos y que nos van a poner un gran reto para poder acabar con ellos sin morir una y otra vez. Los Brumak son mis monstruos preferidos; gigantes casi completamente acorazados que solo pueden ser vencidos al disparar a las ampollas que recubren sus cuerpos y que en general, tienen una gran vitalidad. Un ataque bien planeado es necesario para vencerlos.

Los otros mecanismos de jugabilidad como el roll funcionan bien, este sirve para esquivar ataques cuerpo a cuerpo, o para evitar que ciertos elementos del entorno nos golpeen, aunque tiene algunas falencias que me dieron dolores de cabeza. Para hacer el roll solamente presionamos la tecla espaciadora (en PC con teclado y mouse), lo cual es sencillo, pero cuando le sumamos que el comando de cobertura es igualmente con la barra espaciadora entramos en conflicto. ¿Por qué? Pues cuando estamos tratando de evitar ataques enemigos, y presionamos dicha tecla, el personaje podría comenzar la acción de cobertura, en lugar de hacer un giro en el suelo, o, si quisiéramos pasar por una puerta haciendo vueltas por el suelo (roll), nuestro héroe podría tomar cobertura en el marco de la puerta. Entonces, se vuelve un asunto molesto, de mucho peso cuando mueres por dichas acciones.

Las quejas de cualquier tipo se limitan al párrafo anterior. Todo lo demás en Gears 5 es casi inmaculado. El doblaje de las voces en español latino son buenísimas, el apartado visual es increíble (con algunos reflejos en ventanas y espejos paupérrimos), el sonido de las explosiones y efectos de sonido son de gran calidad. Me gusta mucho este bendito juego.

Gears 5 – The Couch

Los diseños de los niveles son grandiosos, ya sea en interiores, mientras vamos abriéndonos paso por algunas ruinas o edificios hechos pedazos, o zonas abiertas. Mucho en cada entorno se detalla con gran esmero, y se nota el esfuerzo de pulido en cada esquina de un hotel, o en cada cuarto de un laboratorio abandonado, incluso una pequeña cueva tiene un buen ver. Ya en exteriores es donde damos con el brillo y esplendor total; las zonas abiertas donde tenemos un poco de libre albedrío para movernos son sencillamente hermosas, ir caminando y mirar los árboles gigantes que se mecen por los vientos de una tormenta de hielo en medio de un bosque, generan un gran impacto y el acabado estético de estos detalles es abrumador. La distancia de dibujado le da un valor aumentado al sentido de inmersión, pues puedes ver literalmente hasta donde dé la vista. Y a modo general, no solo hablamos de la flora, todo luce excepcional, los paisajes son nítidos, vibrantes, los cielos azules con nubes preciosas, visualmente es algo brutal.

Finalmente, la historia. Siento que no es tan buena, y se queda corta a la par del conjunto de grandes cosas mencionadas con anterioridad. Aunque, en este apartado puedo dar el beneficio de la duda puesto que no estoy al corriente con la trama completa, y probablemente este sea el motivo por el cual encuentro muchas cosas bastante enredadas a la hora de ver cómo me cuentan la historia. Un ejemplo de esto, son los dolores de cabeza que tiene Kait, esto le produce alucinaciones, las cuales me cuesta trabajo conectar con algo en concreto (cuando tratan del pasado), y es muy seguro que es algo que viene del Gears of War 4, donde ella hizo su debut.

Gears 5 – #1 Inicio de historia

Gears of War 5 – Inicio de historia Like y Compartir ayuda montones, ¡Gracias!Donaciones: https://streamlabs.com/adrianvelezvichi/tip

Posted by Gamers Hub on Tuesday, September 10, 2019

En el apartado técnico, el juego anda perfecto, lo jugamos en calidad gráfica ultra en PC, y anda a 60 FPS en todo momento, con algunas caídas en transiciones de escenas narrativas. Pero en realidad el mero gameplay no se ve afectado. Solo nos quejamos de los reflejos en espejos y ventanas que son muy feos, pero no hay otra cosa digna de mencionar. Las pantallas de carga van rápido, todo es casi perfecto.

Gears 5 puede disfrutarse con hasta 2 amigos en modo campaña cooperativa, por lo que 3 jugadores pueden intentar terminar la historia juntos (uno controla a nuestro robot acompañante Jack). También hay otras modalidades extra online como el Deathmatch competitivo PvP, el modo de Horda (PvE), o Rey de la Colina por comentar algunos.

Para cerrar, podemos decir que Gears 5 es un título muy completo, que roza la perfección y llega a dar un golpe sobre la mesa para buscar el GOTY de este año. Su combate lleno de acción trepidante es el atractivo principal, y junto con sus visuales, pueden ser un contendiente a el mejor juego del año. Lástima que aquellos que no sean fans de la saga, o no hayan jugado los juegos anteriores, podrían sentir algunos hoyos en la trama a lo largo del juego. Nosotros en The Couch, lo recomendamos a más no poder.