Una importante victoria se ha asegurado el movimiento #MeToo con respecto al caso Weinstein, en el que el poderoso productor de Hollywood sumaba más de 80 acusaciones de abuso sexual y/o violación en su contra, pero fue condenado por dos de ellas. Hoy miércoles 11 de marzo en Nueva York se le adjudicó una pena de 23 años de prisión.

La pena fue dictada por por el juez James Burke de la corte penal estatal de Manhattan y establece que Harvey Weisntein es declarado culpable específicamente de agresión sexual por practicar sexo oral obligado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006 y también de violación a la exactriz Jessica Mann en 2013.

Mimi Haleyi
Jessica Mann

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, reconoció la valentía y determinación de las mujeres que acusaron formalmente al magnate de 67 años, pues a pesar de que él mismo intentó mantenerlas calladas por medio de amenazas y espionaje, ellas lucharon hasta el final para obtener justicia, algo que considera un ejemplo para enviar un mensaje a los depredadores sexuales.

Weinstein se exponía a una pena máxima de 29 años en prisión, mientras que su abogada principal, Donna Rotunno, estaba solicitando un castigo de tan solo 5 años bajo la justificación de que su cliente fue exitoso a nivel profesional, hizo mucho por la industria del cine, está mayor y tiene problemas de salud; argumentos que al final no le sirvieron de mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here