¿Algunos de ustedes recuerdan The Golden Compass? Hablo de aquella película de fantasía del 2007 con Nicole Kidman, Daniel Craig, Sam Elliot, Eva Green, Sir Ian McKellen y Freddie Highmore.

Pues si su respuesta es no, a pesar de ese titánico elenco, o si al recordarla hicieron una mueca de disconformidad, no los culpo. La serie de libros en la que se basó esa trama, la trilogía de His Dark Materials (del británico Philip Pullman), es una de las obras de literatura «infantiles» más polémicas de las últimas décadas, recibiendo apelativos que van desde «obra maestra» hasta «herejía» y «antisistema»; solo por mencionar a algunos de sus detractores más amables. Sin embargo, cuando New Line Cinema decidió adaptarla a la gran pantalla, le tuvo tanto miedo a sus conflictos centrales que, incluso, la película ni siquiera llegó hasta el final del primer libro. Arbitrariamente, su guión termina antes del clímax de «Northern Lights», con el fin de no alterar a las audiencias más conservadoras.

No obstante, para nuestra fortuna, este 2019 una nueva adaptación llegará a nuestras pantallas, esta vez a manos de HBO (quien la distribuirá en América Latina) y la BBC en conjunto. Ahora, la trama en formato de serie, pretenderá contar de manera más apegada a su fuente original la historia de Lyra Belacqua, una curiosa niña huérfana que habita en un universo steampunk lleno de intriga, magia, violencia y secretos que poco a poco irán saliendo a la luz.

Hasta ahí, no hay nada nuevo. Sin embargo, conforme se desarrolla la historia iremos descubriendo las conspiraciones del Magisterio (una institución religiosa que ha extendido sus garras a todos los ámbitos de la sociedad, para controlar a los humanos mediante la ignorancia y la represión), la relación de cada personaje con su propia alma (que en el caso de Lyra y los demás habitantes de su mundo toma la forma de un daemonio con figura animal que siempre la acompaña, tiene vida propia y más habilidades de las que uno podría creer) y una profecía que enviará a nuestros protagonistas en una lucha contra las concepciones mismas del bien y el mal, la propia naturaleza de Dios y los límites de lo que creen real y posible.

Además, en este viaje que, al igual que Game of Thrones, empieza pequeño pero termina convirtiéndose en un historia épica que abarca mucho, mucho más de lo que se pensaba en un inicio; podremos conocer brujas, gitanos, monjes, espíritus come almas, osos polares armados (violentos y parlantes), pilotos de globos aerostáticos, científicos, instrumentos mágicos de gran poder; y muchas, muchas otras criaturas más. De hecho, His Dark Materials nos cuenta una historia tan compleja que casi ninguno de sus personajes deja sin pisar la delgada línea entre héroe y villano y, sin importar el lado del que se posicionen, ustedes van a llegar a amarlos y a amar odiarlos por igual.

El elenco de esta nueva serie además es de lujo, en especial para el mundo geek. El papel protagónico lo encarnará Dafne Keen, quien dio vida a la mutante X-23 en Logan. Asimismo, uno de los más intrigantes personajes de la primera temporada, Lord Asriel, será interpretado por James McAvoy (de sagas como X-Men, la trilogía de Unbreakable, Narnia e It 2). Ruth Wilson, quien ha participado en series como Luther, The Affair y películas como Saving Mr. Banks y Anna Karenina será Mrs. Coulter, una de las «villanas» más interesantes de este género literario. Lin-Manuel Miranda (Mary Poppins Returns, Hamilton, Moana), Ruta Gedmintas (The Strain, The Borgias, The Tudors), James Cosmo (Game of Thrones, Braveheart, Trainspotting, Wonder Woman, Narnia) y muchos otros actores británicos de gran calibre terminan de completar el reparto.

De modo que, si disfrutan de las historias subversivas, de las tramas bien desarrolladas, de la magia, la fantasía, los personajes redondos, las mujeres fuertes y empoderadas, la intriga, el drama y la buena literatura; no deberían ni dudarlo y ver al menos los primeros capítulos de His Dark Materials. Aunque no les puedo explicar muchos de sus puntos más fuertes porque les arruinaría el disfrute de la trama, les puedo prometer que esta será una serie que, conforme avanza, solamente crece, crece y crece hasta convertirse en un titán que nunca vimos venir. De hecho les aseguro que, si la ven y les gusta, esta se convertirá en su nueva obsesión televisiva.