Mucho se había especulado sobre el futuro de Kevin Spacey en la popular serie de Netflix House of Cards desde que las múltiples acusaciones de acoso sexual en su contra salieran a la luz y, el actor en lugar de confrontarlas, las minimizara indicando que no recordaba haberlo hecho y que quería aprovechar la ocasión para anunciar que era gay y que ese había sido un momento duro en su vida. Dichas declaraciones fueron tachadas de oportunismo y de promover estereotipos en contra de la población LGBTI y no fueron absolutamente bien recibidas. Además, la lluvia de nuevos señalamientos en su contra que surgió después de la primera declaración ha desgraciado al actor, cuyas acciones tienen su carrera pendiendo de un hilo y su reputación en el suelo.

Entonces, el servicio de streaming decidió parar la producción y reevaluar el futuro de Cards, que de todas maneras ya se había anunciado que terminaría con esta sexta temporada. Ahora sabemos que dicha decisión fue para elegir quitar a Spacey del todo de la serie y darle a la Claire Underwood de Robin Wright el lugar que, francamente, merecía desde hace tiempo.

La última temporada de House of Cards no fue el popular éxito en la crítica y las redes que siempre ha sido. Algunos, incluido yo, pensamos que tal vez debió haber terminado antes, pero sin duda algo de lo que nunca nos hemos quejado los fans es de la inolvidable actuación de Wright en la serie, la cual hasta le ha merecido un Globo de Oro como mejor actriz.

Ahora será Claire quien esté al centro y a la cabeza, algo casi profético pues su última escena de la quinta temporada casi que auguraba dicho proceder. La sexta temporada comenzará a filmarse en el 2018 y todavía no tiene fecha de lanzamiento. No se sabe de qué manera piensa la producción remover a Frank de la historia ni muchos más detalles sobre ella, excepto que será de 8 capítulos y que, a pesar de lo esperado, podría ser muy interesante.

FuenteDiario El Tiempo
Compartir