De lo que a simple vista pareciera ser otro título que busca encontrar inspiración en Zelda Breath of the Wild, llega Immortals Fenyx Rising, la nueva propiedad intelectual de Ubisoft, la cual viene a ser una aventura a mundo abierto con una historia relativamente original, y narrativa exquisita, fantástica. Immortals toma muchas de las mecánicas vistas en el título de Nintendo que viese la luz en 2017, las agrega a su obra para crear una experiencia de gran calidad.

En esta ocasión la aventura se da en un mundo de juego conformado por varias islas con diferentes biomas, muchos calabozos que imitan un inframundo con rasgos de arquitectura griega llenos de rompecabezas (relativamente fáciles), enemigos, y más. Los edificios y toda la obra en general se representan en locaciones o ambientes de la Grecia antigua, y por supuesto el argumento está basado en la mitología de la cultura helénica, me fascina el arte del juego, es como una combinación de Fortnite con Breath of the Wild en los tiempos de la Hélade. Es algo hermoso de ver.

Immortals Fenyx Rising – via The Couch

Durante nuestra gran odisea seremos Fenyx, un guerrero cuya tripulación naufraga en una zona conocida como la Isla Dorada, allí, se desmenuza poco a poco el argumento bajo la narración de Prometeo, un ser que conoce la historia al dedillo, y nos la cuenta junto con la hilarante compañía de Zeus, ambos, hacen una dupla sencillamente increíble, llevaba rato de no disfrutar tanto una narración en un juego, se siente tan real, le dan un sabor tan exquisito a cada relato, y sobre todo a los pequeños tractos que conllevan una conversación entre Zeus y Prometeo, es algo sensacional, creo que lo disfruté más que cuando jugué Firewatch, ambos personajes logran una mancuerna poco vista en lo que a contar un relato refiere.

Nuestro héroe puede ser mujer u hombre, esto lo decidimos justo después de escoger una nueva partida, algunas características físicas como el color de piel, ojos, cabello, se pueden cambiar, es posible igualmente elegir diferentes peinados, tipo de cejas, la voz; el título es bastante limitado en este aspecto. Los elementos de equipamiento como cascos, armas (hachas, espadas, arcos), brazaletes, también pueden recibir cambios de look -igualmente reducidos como en el aspecto físico.

Immortals Fenyx Rising – Via The Couch

La jugabilidad es muy Breath of the Wild, no hay otra forma de describirlo, desde el sistema de escalada, las mecánicas para mover elementos como rocas, cajas, etc., hasta la posibilidad de crear pócimas que mejoren nuestras aptitudes o nos den vitalidad cuando nuestra vida penda de un hilo. Algo que hace distinto Immortals Fenyx Rising es que no cuenta con el tedioso desgaste de las armas, siempre vamos a contar con el armamento sin estar pensando en el hecho de tener que deshacernos de una espada porque ya se desgastó. De hecho, cada equipamiento puede ser mejorado a cambio de monedas (que ganamos en el juego al encontrar cofres o resolver acertijos), obtendremos mejor porcentaje de ataques en cadena, mejorar la evasión, por comentar algunos; es posible obtener aspectos visuales distintos para cada una de las armas que encontremos a lo largo de la partida. Algunos otros elementos personalizables se pueden adquirir pagando dinero real a cambio de packs de skins para equipamiento, bestias domables, y trajes para Fenyx.

Los sistemas de combates del juego son súper simples con la pequeña necesidad de presta atención al cansancio de nuestro personaje a la hora de ejecutar ataques, hay sistema de estamina, por lo que realizar maniobras que requieran gran fuerza pueden dejarle cansado con poca chance de esquivar o moverse con agilidad. Luchar es cosa de dar golpes, saber cuando esquivar, y determinar cuando podemos hacer parry para contraatacar de manera eficaz, siempre tomando en cuenta el estado físico.

A disposición tenemos tres elementos de ataque: tiro lejano con arco, ataques rápidos con espada, y golpes pesados con un gran mazo o hacha a dos manos. Cada una de esta terna de elementos cambia sus estadísticas dependiendo de la pieza de armadura que usemos, algunos cascos elevan el poder al atacar con espada, mientras que algún peto puede darnos mejor ataque de sigilo. Porque claro, también podemos llegar por detrás de un enemigo asestándole arremetida sorpresa que causará más daño que si luchásemos frente a frente. Es posible desencadenar combos que terminen en golpazos de gran calibre, desbloqueamos nuevos combos con monedas que ofrecemos a los dioses griegos en el Gran Salón a cambio de moneditas de oro.

Un mapa grande requiere facilidades de movilidad, el viaje rápido, montar a caballo (u otras bestias que podemos domar), o volar con un sistema de alas dan la versatilidad necesaria para moverse con fluidez a lo largo de La Isla Dorada. Claramente el viaje rápido es la opción predilecta para quienes no contamos con tanto tiempo para jugar, montar bestias es una forma relajada de aprovechar los paisajes deleitándonos con los atardeceres, finalmente, las alas nos permiten recorrer distancias medianas al tirarnos por montañas o barrancos, pero estas últimas van ligadas al sistema de estamina, esto hace imposible usarlas por mucho tiempo antes de empezar a caer en picada. Todos estos mencionados funcionan de maravilla, solamente las alitas dan algunos problemas en ocasiones donde queremos hacer giros muy cerrados, pues empiezan a actuar de forma extraña errando totalmente las indicaciones que damos con el ratón/teclado.

Immortals Fenyx Rising – Via The Couch

Hablemos del arte del juego, el cual ya resumí un poco en algún párrafo anterior, pero era una opinión un poco más personal que algo objetivo. Tras el viaje donde vimos muchísimas locaciones preciosas en Assassin’s Creed: Odyssey, en Fenyx tenemos algo relacionado, pero menos apegado a la realidad, aquí viajamos a una tierra con mucha fantasía donde la mitología es el eje de todo, hablamos con los dioses del olimpo, y los vemos representados de distintas maneras según vamos conociendo a cada uno de estos seres maravillosos. Todos juntos se unen a nosotros para derrotar el mal que azota Isla Dorada.

Con el sonido tampoco hay quejas, el soundtrack es divino, melodioso, ¿y cómo no? Si tenemos al mismo músico que realizó los trabajos de banda sonora en Ori and the Blind Forest. ¿Qué más se puede pedir? Mitología griega, Gareth Coker, y una ambientación preciosa. El modo foto está presente en el juego, los amantes de tomar fotos en parajes de buen ver van a tener mucho para entretenerse.

Immortals Fenyx Rising – The Couch

Aparte de la historia tenemos muchas misiones secundarias, con ellas logramos acceder a monedas, rupias, nuevo equipamiento para Fenyx, y todas llegan igualmente acompañadas de la hermosa dupla narrativa Prometeo-Zeus, a veces, al ir deambulando por el mapa, empezarán a relatar alguna historia del pasado que activará un side quest, y a según vayamos realizando dicho encargo, el relato irá avanzando a modo de contexto para nuestra misión secundaria. Estos detalles son una delicia, pues además de darle acompañamiento al gameplay, lo acuerpan con una mística especial que sólo encontramos en los antiguos cuentos de la mitología helénica. Algunas de las tareas secundarias también pueden conllevar competencias de carreras, o hasta tocar melodías en un arpa gigante tirando flechas hasta dar con la nota correcta que nos otorgue un premio.

Nuestra prueba del juego la tuvimos en PC, con resultados perfectos en el rendimiento. Immortals Fenyx Rising tiene una optimización estupenda, corre de maravilla a 1080p con los gráficos al máximo (le ayuda el estilo de su arte), gracias a esto tenemos combates fluidos, y los tiempos de carga son aceptables también a la hora de realizar viajes rápidos o al cargar un check point. Nuestra PC de prueba cuenta con 16GB de RAM, GTX 1080, Ryzen 5 2600, con resultados de rendimiento impecables incluso en la versión de prensa del juego que no es la forma final del título, por lo cual esperamos que vaya casi de forma inmaculada en la fecha de lanzamiento.

Immortals Fenyx Rising

Todo el viaje con Fenyx me tuvo siempre deseoso de volver a jugar cada día después del trabajo, descubrir qué nuevos desafíos había en los calabozos que si bien muchos de estos dungeons fueron bonitos, hubo un par bastante tediosos como el de memoria, (donde había que memorizar una secuencia enorme de entre 25 posibilidades mientras tres bolas de fuego cruzaban el área cada tres segundos, fue insoportable, y no lo terminé) encontrar nuevos tesoros, poder domar fieras salvajes y montar sobre ellas en colinas acariciadas por tenues atardeceres, más el magnánimo trabajo de narrativa, el mundo mismo del juego tan rico en proporcionar un viaje mitológico que realmente se siente de otro mundo. No tengo queja alguna de este gran título.

Como nueva IP, Immortals Fenyx Rising logra ser una gran obra, no tiene nada que envidiarle al título de Nintendo, incluso me atrevo a decir que si ambos juegos (Immortals y BotW) hubiesen salido al mismo tiempo como IPs nuevas, hubiesen obtenido notas idénticas. Fenyx Rising aplasta en narrativa al respirar de lo salvaje, pero no todos están listos para esta conversación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here