El coronavirus no es algo de estos meses, ni siquiera algo de solamente ese año; es algo que va a impactar todas las áreas de nuestra vida en un mediano y largo plazo. Todas las medidas que se están tomando actualmente van a tener sus repercusiones luego y definitivamente no va a ser fácil volver a lo que llamamos «la normalidad».

Incluso, el mismo confinamiento que estamos viviendo, aunque parezca una oportunidad para poder aprovechar más nuestras consolas de videojuegos, podría tener consecuencias muy serias a nivel físico. Esto según un reciente estudio publicado en OnlineCasino.ca, donde hasta se creó un avatar para mostrar concretamente esas consecuencias.

El avatar, a quien llamaron Michael, es el resultado de alguien que pasa jugando largos periodos de tiempo a los videojuegos. Según el estudio, Michael en 20 años llegaría a tener deformidad en el cráneo, ojeras muy marcadas, obesidad, piel pálida, artritis, várices, tobillos hinchados, ampollas, ojos irritados y hasta calvicie. Así luciría:

Si bien la Organización Mundial de la Salud ha recomendado los videojuegos como una de las principales actividades de distracción en tiempos de cuarentena, también no hay que olvidar que la adicción a los videojuegos ya es considerado un desorden psicológico que podría requerir tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here