Justo en el momento que vi las primeras imágenes de JackQuest: The Tale of The Sword, entendí que era un título que debía probar. Su inspiración en juegos con los que todos crecimos -como Mario Bros., Zelda, y una pincelada de Metal Slug, me invitó a volver a recordar los juegos con los que crecí. De hecho, no me equivoqué con JackQuest, y lo que pude probar a lo largo de mi -corto- tiempo de juego, me dejó más que satisfecho.

Todo en este juego es casi perfecto: sus plataformas, los enemigos, y las pocas mecánicas que tenemos para defendernos son sin duda una ventana al pasado que me hicieron muy feliz, aunque lamentablemente este viaje de retorno a mi niñez solamente duró unas tres horas, pues JackQuest es muy corto, pero estoy seguro que valió la pena cada minuto, muerte y momentos de frustración.

JackQuest The Tale of The Sword

La historia de JackQuest narra cómo una noche en la que nuestro héroe pretende declarar su amor a la chica que adora, un enemigo malévolo rapta a su doncella, y Jack no lo piensa dos veces para ir tras este desgraciado enemigo para rescatar a su amada. En esta heróica faena, debe adentrarse a cavernas con decenas de obstáculos y monstruos.

El juego comienza en un bosque hermoso, pero el 99% restante del tiempo de juego se lleva a cabo bajo tierra. Las cavernas o túneles bajo la corteza terrestre son el escondite de enemigos como abejas gigantes, babas asesinas que lanzan… pues baba (¿quién diría?), murciélagos, arañas, esqueletos, y otros tres mini Jefes diferentes, los cuales deberemos vencer para llegar hasta nuestro antagonista. Los jefes son de una dificultad media, y de la misma manera, el resto de elementos de plataformas, los obstáculos van de bolas con cadenas, a rocas que se elevan y caen violentamente sobre nosotros, pasando por barras de fuego que giran, o picos en suelos y techos. Veremos coleccionables como corazones para aumentar la salud, gemas para incrementar el ataque especial, etc, todo esto forma un excelente grupo de detalles que se logran de gran manera, todo se siente muy bien, y me gustó mucho.

Al igual que en Mario Bros., encontraremos monedas en el camino, algunas dentro de cajas, y otras que quedan en el suelo a modo de premio por eliminar alguna criatura. Estas moneditas, podemos gastarlas en algunas de las tiendas que se encuentran en las cavernas, donde podemos comprar pociones de vitalidad, maná, y hasta unas varas de madera para guardar el progreso si no queremos esperar hasta encontrar la próxima roca sagrada que guarde nuestro progreso.

JackQuest The Tale of The Sword

A la hora de jugar, podemos saltar, hacer doble salto, golpear con nuestra espada, y tirar flechazos salvajes con nuestro arco de madera. Este último resultó ser fundamental para la batalla final de este servidor, así que es recomendable usarlo de vez en cuando -se encuentra escondido en un cuarto secreto. Además de estas dos armas, tenemos una pequeña esfera que recogemos en un momento dado, que sirve como mapa. ¡Y vaya que sirve! La verdad me salvó al final del juego pues los túneles y grutas del mundo del juego pueden volverse bastante complicados en algún momento; en cierto pasaje de mi juego no sabía dónde ir, y el mapa me ayudó a ir en la dirección correcta.

En lo que respecta a los enemigos, pues no hay muchos -de hecho los comentamos todos un par de párrafos arriba; estamos ante un juego de 2.5 o 3 horas de duración, por lo que en realidad la variedad de monstruos no quedan tan corta. La música del juego es muy buena, no abruma, pero acompaña de excelente forma a lo largo de la partida, lo mismo que los sonidos para algunos efectos que se encuentran a lo largo del título. Nosotros lo jugamos con mando, pero quienes prefieran pasarlo con teclado, lo pueden hacer si gustan.

JackQuest The Tale of The Sword

JackQuest: The Tale of the Sword está disponible para consolas PlayStation 4, Xbox One, móviles, y la Nintendo Switch, el mismo podrá encontrarse para PC también pronto, a un precio de $9.99 USD (en los dispositivos móviles tiene un precio de 4.99$ USD).

La compañía editora Crescent Moon Games es la encargada de la edición, mientras que el equipo desarrollador a cargo de la creación fue NX Games.