Hay ocasiones en la vida en donde una persona joven puede (y en efecto da) buenos consejos a personas experimentadas sobre lo que estas personas ya dominan y el día de hoy les traemos un buen ejemplo de cómo sucedió esto nada más y nada menos que con Jake Gyllenhaal y Tom Holand en el set de Spider-Man.

Resulta que en una entrevista reciente con The Hollywood Reporter el actor mencionó que estaba demasiado entusiasmado por ser parte del MCU y que eso lo puso ansioso, pero que, para su fortuna nuestro amigable vecino Tom Holland acudió a su ayuda. Esto fue lo que dijo Gyllenhaal en la entrevista:

«El primer día de rodaje recuerdo que no pude memorizar mis líneas. Yo era la tabla de madera (…) y ellos estaban como, ‘Whoa’. Y me acerqué a Tom Holland y le dije: ‘Amigo, ayúdame’. Él me dijo:’Todo está bien, hombre. Solo relájate’. Era como si él fuera yo en tantas situaciones. Y finalmente lo hice. Simplemente me presioné mucho porque amo ese mundo. No es como que sea yo diciendo ‘He hecho 60 películas, Sé lo que estoy haciendo ‘, soy yo entrando cada vez que digo’ Amo a Spider-Man, amo este mundo, quiero hacerlo muy bien aquí ‘».

Además el actor añadió:

«Tuve que acercarme y decir, ‘Mira, acabo de salir de Broadway haciendo un espectáculo individual durante una hora y media en el escenario, así que lo tengo. Por favor, créeme'».

Al parecer Tom Holland no solo es un magnífico Spider-Man sino también que es un muy buen soporte para ayudarte cuando tienes problemas con tu actuación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here