2016 promete ser un año espectacular en los videojuegos… Cada vez hay más despliegue de gráficos y sonido impresionantes en los juegos de video, y el advenimiento de la tan esperada Realidad Virtual, con precios ya más asequibles a nivel del consumidor (Oculus Rift al menos ya tiene un precio, Playstation VR aún no), hacen a más de uno suspirar por lo que los avances tecnológicos mejorarán la experiencia del video jugador.

¿Entonces, porque cada vez se oyen más voces quejándose de los juegos de ahora, argumentando que la gran mayoría de los juegos modernos terminan siendo estilo sobre contenido, y poniendo las generaciones anteriores como ejemplo de lo que deberían ser “buenos juegos”?

Algunos jugadores, más que todo del sector que supera los 30 años, esgrimen algunos argumentos del por qué (al menos para ellos) los juegos modernos no les satisfacen tanto como los retro… En este articulo analizaremos un par de ellos.

“Jugabilidad” sobre gráficos

Uno de los argumentos más comunes en estas discusiones es que los desarrolladores actuales ponen más énfasis en que los juegos actuales se vean atractivos, usando toda la amplia gama en efectos y trucos visuales y de física que los procesadores gráficos de punta pueden dar, y no en la “jugabilidad” del juego… Casos relativamente recientes de juegos que se vendían a precios regulares ($60 o más) y que venían con serios problemas gráficos, de «frame rate» y causando bloqueos del sistema (Assassin’s Creed: Unity y Batman: Arkham Knight en su versión de PC son ejemplos claros.)

N1
Santísima…

Los usuarios ya no saben que esperar al jugar un juego por primera vez, ya que muchas veces el contenido de un juego que pagaron completo requiere de gigantescos parches para ser utilizable, porque éste fue lanzado al mercado sin un completo control de calidad.

En la era pre-Internet, no había manera de “parchar los juegos”, por lo que el control de calidad era más estricto… bueno, eso es lo que se dice cuándo se defienden esas eras ya pasadas; la verdad es que también hay muchos juegos de pasadas generaciones con “pulgas” asombrosas (Enter the Matrix, Wind Waker y Sonic the Hedgehog 2 son solo algunos de ellos) y sin la opción de parches descargables, al comprador no le quedaba más que aguantarse o devolver su juego.

$60 por 6 horas ???

Otra punto común de queja de algunos jugadores (con algunas generaciones a cuesta ya), es el poco contenido que algunos juegos traen… Casos como The Order: 1886 vienen a la mente, ya que esté fue muy criticado por contar con una campaña de un jugador de sólo (aproximadamente) 6 a 8 horas y ningún contenido multijugador, pero que igual fue puesto a la venta con el precio regular de $60.

Recientemente, Ubisoft también estuvo la picota por remover el modo de historia de un jugador de Rainbow Six: Siege, aunque al final incluiría algunas misiones pequeñas fuera del modo multijugador.

Algunos jugadores se cuestionan como, con los avances en ambientes de programación, middleware, y librerías, por qué muchos juegos modernos no tienen contenido para decenas de horas, cuando en los limitados tiempos de los 8 a 32 bits juegos tales como Suikoden 2, Captain Tsubasa 2 y Chrono Trigger daban para semanas de disfrute.

Ciertamente yo me cuento entre aquellos que, cuando se anunció el SNES-CD (el Playstation original, de triste memoria) me imaginaba que, si Final Fantasy 4 de 1 Megabyte daba para más de 50 horas de juego, cuánto se le podría sacar a un CD-Rom de 650MB…

N2
Y me quedé esperando por el verdadero Secret of Mana para este aparato…

Fácilmente se puede olvidar que los juegos cortos no son monopolio de las últimas generaciones de consolas… lo que pasa es que algunos de ellos estaban ocultos bajo una capa de dificultad extrema, lo que extendía (forzadamente) su vida para el jugador promedio (como ejemplos: Holy Diver, Hellfire y Super Empire Strikes Back).

N4

Para cuando se cansen de morir con Battletoads…

Además, juegos recientes como The Witcher 3, Grand Theft Auto 5 y Xenoblade Chronicles X atestiguan que los desarrolladores aún se esfuerzan en darnos juegos con mundos inmensos, infinidad de personajes y diversas maneras de jugarlos.

N3
Xenoblade Chronicles X: Mas grande que la vida.

En próximas entregas, hablaremos del por qué la música de los juegos de 8-bit es más icónica (para algunos) que la de muchos juegos de esta generación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here