Hace algunos años (específicamente 2012) el estudio Hörberg Production sorprendía a propios y extraños con un gran juego de aventuras indie llamado «Gunman Clive». El juego tenía su propio estilo, tanto artístico como de mecánicas de juego que lo convertirían en un juego indipendiente de culto. Esto a la postre significó una secuela y una remasterización de ambos juegos para Nintendo Switch sin embargo, y pese a su gran calidad ambos juegos pecaban de un detalle cuando de jefes finales se trataba y era que se sentían un poco simplones.

Por eso cuando el estudio anunció su próximo juego y la consistencia de su contenido (era un juego corto de solo batallas contra jefes) muchas personas levantaron las cejas extrañadas, incluído yo. Por dicha todas las dudas fueron despejadas y el estudio nos deja una obra maestra de diseño de peleas contra jefes que a pesar de sus carencias logra destacar como uno de los indies del año.

Mechstermination Force es, como dijimos en el titular de esta reseña, un boss rush con un toque imaginativo bastante complejo. En el juego los jefes son a su vez niveles divididos por etapas «imperceptibles» para el jugador y que muestran orgánicamente la forma en la que deben ser derrotados. Ahora bien, si pensás que por tener un desenvolvimiento orgánico la tarea iba a ser fácil lamentablemente este no es el juego para vos.

Técnicamente el juego no es demasiado demandante, esto en parte se debe a su impecable trabajo de arte que permite un gran desempeño en una consola de la naturaleza de Nintendo Switch. En modo portátil el juego corre siempre a 720p a 60 cuadros por y en modo sobremesa el juego sube a 1080p a 60 cuadros por segundo. El apartado sonoro cumple, sin más, no existen aquí canciones memorables a excepción de dos que podrás identificar en cuanto las escuches, sumado a esto, los efectos de sonido son precisos pero sin demasiada personalidad.

Sobre la historia es una sencilla en donde la humanidad se encuentra al borde de la extinción luego del ataque de los MegaMechs, cuyos orígenes son, en un principio, desconocidos, eso hasta que el Mechstermination Force decide intervenir. Y sí, adivinaste serás el elegido para salvar a la humanidad de esta terrible amenaza que ha logrado doblegar incluso a las naciones más poderosas de la humanidad.

Respecto a las influencias del juego, es inevitable no comparar este trabajo con los anteriores del estudio, pero también es innegable la influencia que ejercieron títulos de antaño como Contra, Megaman y hasta Shadow of the Colossus en este pequeño-gran trabajo.

No me queda más que recomendar Mechstermination Forces, es un juego corto con el que pasarás un gran rato, es retador, hermoso visualmente y con una gran personalidad, sin duda un gran añadido a la híbrida de Nintendo.