La industria de la telefonía móvil ha cambiado muchísimo en la última década. Sin embargo, quizás uno de sus principales momentos de quiebre fue la aparición de los planes post-pago, que le permitieron a muchas personas que jamás habrían podido comprar un teléfono inteligente, adquirir un iPhone o la última tecnología de Samsung por módicas sumas mensuales y la posibilidad de renovar su hardware a uno más nuevo luego del fin de su contrato. Bueno, parece que Microsoft ha tomado inspiración en precisamente ese aspecto de la industria telefónica, y ha decidido anunciar un nuevo programa de suscripción donde incluso la consola viene incluida desde el primer pago.

Se trata de Xbox All Access, un programa definido como “plan de financiamiento”, donde los usuarios podrán tener puerta de entrada a todos los servicios en línea de Xbox, así como adquirir un Xbox One S o Xbox One X a cambio de pagos mensuales de 22 o 35 dólares. El precio dependerá del tipo de dispositivo que elijan. Además, las plataformas Xbox Live Gold y Game Pass formarán parte del paquete.

La duración de estos contratos será de dos años y, al acabar dicho período, los jugadores podrán quedarse con su consola para siempre. Aún así, el costo de este nuevo sistema es menor que aquel que deberían pagar los interesados al adquirir su Xbox y ambos servicios en línea por aparte.

De momento, Xbox All Access sólo ha sido anunciado para Estados Unidos. Además se habla de que solo usuarios seleccionados podrán apuntar a él, aunque probablemente esto se trate únicamente de chequeos crediticios y de confianza que Microsoft aplicará a los potenciales suscriptores antes de permitirles firmar. Si en algún momento alguno de los clientes decide cancelar su contrato, deberá pagar primero el precio completo de la consola para ser liberado de sus responsabilidades.