Para muchas de las nuevas generaciones, el anuncio de la nueva película de Mazinger Z Infinity no produce gran emoción. Sin embargo, aunque muchos fans de hueso ya negro no se han querido entusiasmar con este filme, que llegará a nuestro país en próximos meses, todo da indicaciones de que será gran película.

Hace tan sólo unos días se dio el anuncio que el día 13 de abril del 2018 se daría el tan ansiado estreno de la película en nuestros cines. Debido a ello, cientos de fans mostraron su alegría, pero como fan del robot gigante, más allá de alegría sentí cómo volvían los años donde me podía sentar con mi padre a ver episodio por episodio de la serie. Todo esto me hizo cuestionarme cómo Mazinger Z impactó en mi persona durante las diferentes etapas de mi vida, y cómo este nuevo filme podría impactar nuevas generaciones.Resultado de imagen

Lo que pasa es que, para alguien que se acostumbró a vivir contra corriente debido a una discapacidad física, desde muy niño se me enseñó a canalizar las opiniones de las personas que me rodean, y cuando estaba en el kinder era la burla de varios de mis compañeros. Esto causó que muchas veces llevase una figura de Mazinger para jugar solo. Entonces, mi papá con ayuda de un tío consiguieron la intro de la serie en un cassette tanto en japonés como español, y cada vez que alguien se burlaba por mi “extraña” forma de caminar, llegaba a mi cuarto. Ahí, ponía el cassete y soñaba que derrotaba al malvado Barón Ashura.Resultado de imagen para mazinger z

Episodios como en el que Shiroo estaba a punto de caer, y donde el gigante de acero hace aparición en el momento justo, hacían que ese niño olvidara todas las burlas. Es más, ese capítulo marcó una brecha en mí, ya que fue la primera vez en que realmente lloré de la emoción, y donde me di cuenta del peso de Mazinger en mi corazón.

Secuencias como esa, o por ejemplo el duelo a muerte en donde nuestro querido robot revive, lograrían que con el paso de tiempo no pudiera contenerse mis gritos y emoción al ver semejante batalla. Sin mencionar que este es el episodio en el cual me logré aprender todos los diálogos en español e inglés, debido a las repetidas veces que lo llegué a ver, demostarando que no era algo pasajero de mi niñez, sin trasciendencia en mi vida cotidiana, y más bien llevando esto a extremos de amor máximo. De hecho, llegué al punto de tatuarme al mítico robot para llevarlo siempre conmigo.Imagen relacionada

Con el pasar del tiempo, mis compañeros entendieron que el hecho de caminar diferente no me hacía distinto (burlas que terminaban en peleas en algunas ocasiones). No obstante, el hecho de entrar a ser parte del grupo no hizo que mi amor por Mazinger acabase. Por el contrario, cada vez que podía sacaba tiempo para ver la serie.

Cuando ya entré al colegio, me di cuenta de que había gente con gustos similares al mío. Entonces, casi todo el que me conocía sabía que podía responder casi cualquier duda relacionada con Star Wars y otros temas geek, pero no muchos sabían de mi estrecha relación con el gigante metálico.

Eso cambió cuando conocí a una persona que luego se convertiría en mi pareja. Ella, al igual que yo, tenía una conexión especial con el personaje, debido a que su padre también era fan de la serie. Jamás olvidaré el día que fui a presentarme a su casa, ya que él salió con una camisa de Mazinger, cosa que no era extraña para mí. Luego de saludarlo, mi nuevo suegro me cuestionó sobre si sabía quién era el de su camisa, a lo que muy emocionado respondí de inmediato que sí y el resto es historia.Resultado de imagen para mazinger z camisa

Aunque la relación acabó, puedo decir que ahí me di cuenta que el destino siempre me ha mantenido ligado a mi amigo robot, con el que lloré noches de niñez; el mismo que estuvo antes de una operación al igual que lo estuvo siempre. Por ello, la llegada de Mazinger Z Infinity me da la esperanza de que mis futuros hijos tengan la posibilidad de soñar y viajar al mismo mundo de heroísmo al cual yo acudía de niño. Espero y tengo fe en que este filme genere una nueva ola de fans, que amen al personaje tanto como aquel niño que caminaba raro lo llegó a amar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here