Netflix Inc. ha llegado a un acuerdo de varios años con Sony Pictures Entertainment por los derechos de transmisión nacional de las películas del estudio lanzadas en cine. El pacto multianual comenzará con la lista de películas del 2022 de Sony y como parte del trato, Netflix sería la primera opción para elegir entre películas que Sony esté haciendo o licenciando específicamente para plataformas de transmisión. Netflix se ha comprometido a ordenar cierta cantidad de esas cintas.

Las futuras producciones de Spider-Man entran dentro de los estrenos que llegarán a Netflix después de ser estrenadas en cines, así como las películas de otros personajes de Marvel, como Morbious y Venom, de los que Sony tiene sus derechos. Además, Netflix tendrá la licencia de cintas más antiguas de la biblioteca de Sony.

No se revelaron términos específicos del acuerdo, pero Netflix se impuso con una oferta de mil millones de dólares durante cuatro años, según fuentes familiarizadas con la negociación. Por el momento, los derechos de las películas de Sony los tenía Starz, el canal propiedad de Lions Gate Entertainment, y los mantendrá hasta finales de este año cuando el trato con Netflix entre en vigencia.

El hecho de que la plataforma de streaming vaya a tener cintas de personajes de Marvel en su catálogo resulta cuando menos curioso, considerando el acuerdo previo que tienen Marvel y Sony, y que Netflix no recibe contenido nuevo por parte del estudio desde que existe Disney+.

Los términos del acuerdo de cinco años no fueron revelados. Personas familiarizadas con el acuerdo dijeron que valdría varios cientos de millones de dólares anuales y más de mil millones de dólares durante el transcurso del acuerdo. La cifra precisa dependerá, en parte, del rendimiento de taquilla de las películas. El canal de televisión paga Starz, propiedad de Lions Gate Entertainment Corp., tiene derechos sobre las películas de Sony hasta finales de este año.

Obtener acceso a los títulos de Marvel fue un incentivo clave para Netflix, que ya no recibe contenido nuevo de Marvel de Walt Disney Co. a medida que esas películas y programas de televisión se mudaron al servicio de transmisión de Disney+.

El acuerdo también incluiría las producciones que realice Sony Pictures basadas en videojuegos, como en el caso de la película de Uncharted, que después de estar en cines llegaría a Netflix antes que cualquier otra plataforma. Y futuras producciones como la serie de The Last Of Us probablemente llegarían a Netflix antes que otro servicio como HBO Max.

Las empresas también han tenido una relación existente a través de un acuerdo de producción para Sony Pictures Animation. Una secuela de alto perfil es la continuación de la película animada ganadora del Oscar, Spider-Man: Into the Spider-Verse.

El pacto se produce cuando estudios rivales como Universal y Fox están considerando un cambio en los acuerdos de producción que pronto expirarán con HBO para, en cambio, llenar sus propios canales de transmisión. En el caso de Netflix, este acuerdo es muy importante para enfrentar la preocupación de inversores que ven que el atractivo de la plataforma que disminuido sin las producciones de Marvel y Pixar y series como Friends y The Office. Pero el trato también trae sus ventajas para Sony, pues la empresa no tiene un servicio de streaming propio, por lo que los ingresos de ambos se pueden ver beneficiados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí