Cuando vemos una serie, nos sumergimos en ella y nos desconectamos del mundo, nos creemos lo que sucede e incluso podemos a llegar a identificarnos con ciertos personajes; pero la verdad es que el mundo real también golpea a las producciones que disfrutamos, principalmente a nivel legal. En este caso en particular a las series de Marvel que fueron canceladas en Netflix.

Resulta que por asuntos legales y términos de contratos, los personajes de las series «Daredevil», «Luke Cage» y «Iron Fist» no pueden aparecer en ninguna otra serie o película por los próximos dos años. Esto echa abajo la esperanza de algunos espectadores que pensaban que las series podrían tener una continuación en nuevas plataformas como Disney+ o Hulu.

En el caso de «Jessica Jones» que sí tendrá su tercera temporada en Netflix, el asunto se complica más, ya que si después de dos años (es decir, en el 2020) se decidiera seguir con las demás series canceladas en otra plataforma de TV y se quisiera hacer otra ronda de «The Defenders»; el personaje de Jones no podría integrarse sino hasta 2021, esto suponiendo que tenga su temporada final en Netflix el próximo año.

Al parecer la única serie que no presenta este tipo de cláusulas es «The Punisher», debido a que esta se incluyó tarde en los planes del crossover en el que vemos juntos a los Defensores originales.