Square Enix trae un plato fuerte a los títulos de disparos en tercera persona online con Outriders, y la gente de People Can Fly hizo un buen trabajo en realizar este platillo para todos los amantes de la ciencia ficción en el espacio exterior. El juego trae un conjunto bien robusto en su acercamiento al combate, donde los jugadores luchan contra enemigos en espacios abiertos/cerrados usando coberturas para evitar los disparos enemigos a larga distancia, pero también dota al jugador de habilidades especiales que le ayudan en el combate cercano, este junte de posibilidades jugables me encanta, aunque todo se va al traste cuando el juego se crashea en algún momento de mi partida online con otras personas. Me gusta el mundo creado por el desarrollador, la trama es buena, y el sistema de clases termina de conformar un producto de gran calidad.

En su historia, Outriders nos cuenta cómo la Tierra ha sido destruida y la humanidad casi que se extinguió, y en un último aliento los humanos intentan salvar a la raza mediante ECA -o la Autoridad de Colonización de Enoch. Esta entidad realiza un viaje espacial para que los terrestres puedan hacer una nueva colonia en un planeta llamado Enoch, que tiene muchas similitudes con la Tierra, pero los peligros que les esperan allá son simplemente incomprensibles para los humanos. Una vez hecho el primer aterrizaje en Enoch, los soldados de élite llamados Outriders (nosotros somos uno de ellos) son los primeros en poner pie en tierra firme, pero no pasa mucho tiempo para que encuentren algo que cambiará los planes de todos en un ‘dos por tres’. Algo que conoceremos como ‘La Anomalía’ ataca a todos, destruye cada aparato electrónico al tiempo que transforma la vida vegetal y animal en monstruos feroces. Tras todo el trajín después del aterrizaje, empieza la historia.

Outriders

Uno de los puntos fuertes de Outriders es su combate, me gusta mucho como se fusiona la mecánica de cubrirse, junto con el uso de ataques especiales de personajes según su clase, es como jugar Gears of War fusionado con Los Increíbles y The Division. Este junte hace que la dinámica sea distinta a cualquier otro shooter. Igualmente tenemos el tema este de conseguir botín de enemigos caídos o encontrarlo en cajas semi escondidas, pero la ejecución del combate es un deleite.

Al comienzo del juego podremos elegir entre cuatro clases: Pyromancer, Trickster, Technomancer o Devastator. Cada clase sobresale en diferentes áreas, como ataques de fuego, combate cercano, soporte, tanque, etc., pero cualquiera sirve para pasar la campaña de principio a fin, es decir, no hay un jefe ‘X’ que deba ser eliminado con fuego, sino que todo podemos pasarlo con nuestro personaje inicial. De igual forma podemos crear otro nuevo personaje si queremos probar diferentes clases. También es posible jugar una partida con hasta tres amigos más, y todos pueden usar la misma clase sin problema.

Los combates se pueden dar en zonas amplias, o en lugares pequeños, siempre hay que tener en mente la necesidad de cubrirse, pues si jugamos en dificultades altas sería una muerte segura no estar resguardados tras alguna estructura, que por cierto, algunas barreras se destruyen, así que ojo abierto dónde nos cubrimos. Me gusta demasiado que gracias a las habilidades especiales (como ataques de electricidad, ralentizar el tiempo, o teletransportación) podemos elaborar pequeñas tácticas que nos ayuden a vencer los ataques rivales, no todo va a ser pura pistola y disparos, ya que muchas veces los monstruos o soldados que nos quieren hacer daño vendrán corriendo hacia nosotros, por lo que será necesario -quizá- hacer un escape o ataque fugaz que nos permita salir del apremio. Estos detalles hacen que los combates no se sientan siempre iguales, y abre el abanico de opciones en las refriegas de gran manera. En Outriders, mantenerse vivo depende solamente del manejo acertado del entorno, y el uso de las armas junto con las habilidades de nuestro personaje, esto nos da contiendas llenas de acción y adrenalina.

Outriders

El golpe en el clavo de Outriders es en la forma que enlaza el uso de habilidades con el gameplay en general, no es como que vamos a querer usar nuestros ataques especiales solamente cuando nos veamos en peligro, sino que, gracias al ritmo de recarga de estas, podemos emplearlas con mayor regularidad de lo que podríamos en otros títulos parecidos, nos otorgan el chance de ejecutar nuestras habilidades en la misma pelea las veces que queramos. Lo mejor es que dichas habilidades no resultan ser ataques ‘sin gracia’ o monótonas, por otro lado, su uso es un game changer cada vez que las utilizamos. Por ejemplo, en mi partida estuve jugando con la clase Trickster (tramposo), donde mis habilidades iniciales me permitían crear un mini domo mágico a mi alrededor que hace que todo enemigo dentro del círculo que comprende el domo se vea ralentizado, esto me da la oportunidad de esquivar o contra atacar enemigos que se me abalanzan con rapidez, o puedo usarlo para escapar en una situación peligrosa.

Tener la sapiencia para determinar cuándo y cómo usar estas habilidades es vital para que logremos sobrevivir, pero la opción de usarlas a diestra y siniestra (con tiempos de recarga bajos) en cada pelea, hace que el combate sea uno de los más emocionantes que he probado recientemente.

Outriders

Cada jugador verá como su equipamiento forma una cadena de puntuación, las armas que llevemos son la potencia de fuego, el poder de anomalía es el de las habilidades, mientras que armadura que llevemos y la cantidad de vitalidad vienen a ser nuestra aptitud para sobrevivir. Entre más alto sean estos números, mayor será el chance de supervivencia en relación al Nivel de Mundo en que juguemos. Acceder a misiones o jugar Outriders en un nivel de mundo alto se traduce en recibir mayor experiencia, mejores artículos de loot, y de recompensas en general, claramente, los enemigos serán más duros, y tratar de completar las misiones en dificultades altas en solitario es muy complicado, lo bueno es que el matchmaking logra encontrar partidas relativamente rápido, por lo que dar con compañeros no cuesta mucho, hasta que el juego se crashea, al menos en dos de tres partidas en línea tuve un cierre repentino del juego.

Algo que muchos notaremos en Outriders es que el avance no requiere un grindeo desproporcionado o farmeo agobiante como en otros títulos, siempre encontré nuevas piezas que mejoran mis estadísticas, rifles, armaduras, botas para el combate. Cada arma o pieza de equipamiento puede mejorarse, y todo se puede obtener de forma relativamente rápida con jugar de manera normal sin tiempos excesivos.

Outriders

La trama o el modo historia de Outriders es bastante corta, no es una historia al de calidad y duración al nivel de Red Dead Redemption 2 ni mucho menos, pero es un buen aporte al mundo online que ofrece. Según el nivel del mundo escogido, podemos completar la historia principal en unas 14 horas. En general, todo el conjunto de juego (historia + multijugador) vale la pena el precio de $60 USD, pero me sentiría más cómodo con unos $50 USD. A esto le sumamos la intención del desarrollador de agregar contenido constante al título »pero sin convertirlo en un juego como servicio», y eso es muy bueno.

Si no fuera por los problemas de servidores y los constantes crasheos del juego, estoy seguro que Outriders podría haber estado entre los mejores lanzamientos hasta la fecha en 2021. Y quiero hacer mención de que cuando estuve en el modo historia en solitario, las molestias técnicas fueron nulas, pero al entrar en la vertiente multijugador el tema cambia a mal con los asuntos ya comentados de caídas de la conexión a servidores o enlace con los compañeros de escuadra.

Para cerrar, puedo decir que Outriders me sorprendió, es mejor de lo que esperaba, su ritmo de acción es excelente, trepidante, con momentos donde necesitaremos calma en la tormenta de balas que está sobre nosotros, la fórmula de Outriders puede llegar a ser adictiva en gracias a su trabajo en el combate. Un juego recomendado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here