Definitivamente pienso que este es uno de los FPS más innovadores que he probado. Quería empezar con esa oración porque no hay otra forma de describir la jugabilidad de Quantum League, es un shooter en primera persona que hace las cosas distintas con sus bucles de tiempo, pero usando las viejas fórmulas de Partida por Equipos o Capturar el Objetivo.

Quantum League

Las mecánicas del juego de armas en general son bastante simples, disparamos, saltamos, corremos, todo esto está simplificado de tal forma que cualquiera podría incluso entrar a la acción de una sin hacer el tutorial. Todo se ve muy sencillo, hasta que nos explican la dinámica de las partidas, y no quiero decir que sean complicadas, más bien, me refiero a que Quantum League de verdad nos pone a pensar para emplear una estrategia a lo largo de cada partida -en relación al accionar de los enemigos. Esto último intentaré exponerlo en el siguiente párrafo.

Voy a tratar de explicar la forma en que se juega Quantum League de manera fácil. Cada partida consta de 3 partidos con 3 rondas cada uno. Se juega en equipos, 2vs2, o en solitario 1vs1. Como jugador, nos vemos ‘atrapados en un bucle de tiempo’, donde al final de cada ronda, los movimientos de nuestro personaje serán guardados por el juego, y reproducidos en la siguiente ronda (como una suerte de fantasma), por ejemplo: en la primer ronda yo decido ir por la izquierda para flanquear, eliminando un enemigo, y por ende ganando la ronda. En la segunda ronda mi »yo» de la primera ronda hará lo mismo que hice en la ronda anterior, y mi »yo real» pues, lo manejo yo en tiempo real, y así sucesivamente hasta el final de la partida. Entonces, en resumen, tenemos tres bucles de tiempo donde jugamos junto a nuestros clones del pasado buscando eliminar a los contrarios mientras tratamos de cumplir un objetivo en concreto según el modo de juego.

El uso de esta característica es algo que nunca había visto en otro shooter, cada nueva ronda tiene el estímulo de que obtenemos la oportunidad de plantear una estrategia que pueda sorprender al contrario.

Quantum League

Actualmente el arsenal en el juego es limitado, hay solamente cinco armas: escopeta, francotirador, smg, lanza granadas, y un arma láser. Podemos escoger cualquiera de estas al inicio de la partida, y en cada ronda podemos cambiar a cualquier otra. Cambiar de armamento claramente sirve para buscar aplicar una estrategia. En mi caso, me gusta iniciar el match con un rifle de largo alcance para tratar de eliminar al primer enemigo con facilidad, y así también trata de descifrar su camino. Ya en el tracto medio y avanzado de una contienda es importante tener presente los caminos que han tomado los clones en cada ronda, para poder tomar ventaja atacando en equipo con nuestros »yo del pasado» y eliminar con rapidez a los enemigos. Lo bueno es que si alguien es eliminado, puede revivir, ya que una vez muere quedará dentro del juego como un fantasma, y si logra llegar a un punto para revivir (son unos hologramas con forma de cruz color blanco con azul), logrará volver a la partida. Un dato importante es que al ser abatidos, seguimos presentes en la contienda, y tenemos la oportunidad de volver a la vida si conseguimos llegar a las zonas de respawn.

De momento tenemos a disposición cinco personajes jugables. Cada uno de ellos posee una habilidad única que nos da una ventaja sobre los demás, algunos se moverán más rápido tras ser eliminados, lo que les permite llegar a las cruces de vida con mayor rapidez, otros generan un escudo de vida extra al correr, mientras que otras habilidades permiten ver a través de las paredes u obstáculos de los entornos.

Quantum League

El juego de armas me gusta mucho, las armas tienen un recoil aceptable sin ser algo exagerado, al ser armas ficticias no es sencillo determinar cómo está el recoil en relación a otros armamentos en juegos como Rainbow Six Siege, o el mismo Call of Duty, pero es bastante fácil determinar que tenemos un acercamiento un poquito más arcade que otra cosa. No cuesta mucho adaptarse a cada pistola o rifle que veremos en Quantum League.

En la parte visual, Quantum Dream se parece mucho a Fortnite en los que respecta a los personajes, mientras que en los entornos, siento que tiene su propio estilo, pero además me agrada ver arenas estilo Rocket League, con mucho público en las gradas apoyando a los equipos. Por su parte, el apartado sonoro no es tan asombroso, pero tampoco es malo, las armas suenan distinto una de otra (como si hubiera muchas), y el sonido ambiente no está tan mal.

Quantum League

En estos momentos la comunidad de Quantum League no es tan grande como yo esperaría (para el gran juego que es), siento que está infravalorado y no ha recibido la cantidad de jugadores que en realidad merece. Es un título innovador, que trae una nueva forma de jugar los FPS. Tiene un precio de $10 USD, sumamente accesible si lo comparas con lo que ofrece. A mí personalmente me gusta mucho, es fresco, con partidas rápidas, y una jugabilidad adictiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here