Según su preciada y muy pulseada licencia de conducir, Bob Esponja Pantalones Cuadrados está de cumpleaños. Así es, un 14 de julio de 1986, Fondo de Bikini veía nacer a su hijo predilecto, aunque Calamardo Tentáculos opine lo contrario, y para nosotros, los habitantes de la superficie, nada volvería a ser igual.

Nunca, literalmente, pensé que cantaría una canción sobre cacahuates a los cuatro vientos. Mucho menos, que Nickelodeon llegaría a transmitir el mejor espectáculo de medio tiempo en un Super Bowl. No se imaginan el alivio que sentí al darme cuenta de que no soy el único que haría cualquier cosa por una pizza, y que gracias al círculo anti-osos nunca tendré que pasar lo que vivió el pobre de Leo DiCaprio en ‘The Revenant’.

Todos apestamos en algo, y a través del dueño de Gary comprendimos la importancia de un amigo como Patricio Estrella, para que nos lo diga y ayude a aceptarlo, pero sobre todo, a tomarlo con humor; las cosas no siempre pueden salir como esperamos, romper los pantalones en público, literal y metafóricamente, no es el fin del mundo.

BEPC es el vivo ejemplo de la humildad, el esfuerzo, la camaradería, la generosidad, la diversión, imaginación, felicidad, volverlo a intentar, y mucho más. Basta con percartarse de que nunca se ha jactado por cargar a Nick en su espalda durante tantos años.

Pero eso no es todo, mientras Don Eugenio H. Cangrejo ha pasado toda su vida resguardando una fórmula secreta que bien podría estar inventando, Bob Toronja no perdió tiempo en compartir su ingrediente especial, ese que está más que comprobado hace la diferencia en absolutamente todo, el amor.

Querido Bob, sé que hablo por todos al decir: gracias por servirnos tantas sonrisas. Que sean muchos más.

PS: Lo que Patricio guarda en su caja es IN-CRE-I-BLE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here