Esta nota contiene spoilers de Avengers: Infinity War. Aunque sinceramente, ¿si no la han visto todavía qué hacen leyendo potenciales detalles sobre su secuela? En fin, tengan cuidado si no quieren enterarse de nada. 

Wanda Maximoff, Scarlet Witch, fue uno de los personajes más destacables de Avengers: Infinity War. La (no) mutante lo dio todo en el campo de batalla para salvar la vida de su adorado Vision, y cuando no lo logró, incluso se atrevió a acabar con ella con sus propias manos con tal de proteger al universo. Lamentablemente, Thanos es mucho más poderoso y de nada sirvió su sacrificio, excepto para ayudarla a meterse en nuestros corazones y ganar a muchos más fans que no la habíamos visto brillar lo suficiente en el MCU.

No obstante, a pesar de su discutible estatus de MVP (Most Valuable Player o uno de los personajes más destacados del equipo), puede que sea más bien su hermano Quicksilver quien desde la tumba nos ayude a especular sobre la trama de Avengers 4 y, por ende, la resolución de la Guerra del Infinito. Ya ven, Aaron Taylor-Johnson, quien interpretó a Pietro Maximoff (Quicksilver) en Captain America: The Winter Soldier y Avengers: Age of Ultron, fue visto en el set de filmación de la secuela de Infinity War. Para los más olvidadizos, su personaje falleció en la segunda película de Avengers, por lo que muchos han asumido esto como una señal de que los sobrevivientes a Thanos viajarán al pasado para resolverlo todo.

Por supuesto, esto no significa nada. Los hermanos Russo, los directores de la tercera y cuarta entrega de los Vengadores, han indicado muchas veces que para proteger el secreto de la trama grabaron secuencias falsas, hicieron guiones inventados, no le contaron a casi nadie lo que sucedería en la película y hasta manipularon el trailer para hacerle creer a los fans que verían cosas que no llegaron a la pantalla. Entonces, puede que la aparición de Aaron sea apenas un señuelo para confundir a los medios. No obstante, otras señales indican que es muy posible este viaje al pasado.

Por ejemplo, Chris Evans fue visto en el set con el traje que utilizó en The Avengers. Además, el actor que interpreta a Loki, Tom Hiddleston, y quien también fallece en Infinity War, estuvo junto a Quicksilver cuando fueron vistos en el plató.

La suposición es que el futuro que vio Doctor Strange en el que los Avengers lograban vencer a Thanos fue el único en el que Iron Man quedaba vivo, y por eso sacrificó la Time Stone a cambio de la vida de Tony. Esto le permitiría al esposo de Pepper viajar al pasado de alguna forma, al momento en que Loki invadió Nueva York, convencer a los Avengers de cambiar algo en sus acciones, como por ejemplo destruir el Tesseract antes de que Thanos pudiera poner sus manos sobre él, y así todo lo sucedido en Infinity War se desharía.

Otras teorías incluyen la posibilidad de que Ant-Man and the Wasp nos revele el multiverso, de modo que algunos superhéroes fallecidos puedan aparecer en Avengers 4 pero interpretando versiones distintas de sus personajes, provenientes de otro universo. Dicha trama le daría sentido a la aparición de Loki y Quicksilver, pero no ayudaría exactamente a resolver el conflicto final de Infinity War. Es decir, estamos conscientes de que Marvel Studios nos ha prometido muchas muertes, empezar de cero e importantes cambios en la cuarta fase, pero dudamos fuertemente que de verdad tengan planeado erradicar a la mitad de sus personajes sin encontrar una manera de devolverlos a la vida. En especial cuando varios de ellos tienen secuelas programadas.

En fin, no sabemos qué va a pasar o incluso si Quicksilver tenga alguna relación con ello, pero todo apunta a que lo veremos de vuelta en el MCU muy pronto y que, tal vez, no sea al único. Avengers 4 estará en cines el 3 de mayo del 2019.

 

FuenteTomatazos
Compartir