Por fin llegó a la plataforma de Netflix el anime spin-off de la mega popular franquicia «Mobile Suit Gundam», «Kidō Senshi Gandamu Tekketsu no Orufenzu» y en The Couch te contamos porque no puedes perderte esta joya del arte oriental.

Iron-Blooded Orphans es la catorceava serie de Gundam y salió al aire en los lanzamientos de anime del otoño del año 2015 y finalizó en el año 2017. Se trata de un spin-off, por lo tanto se contemplan los eventos ocurridos en este anime como un universo aparte de las series que siguen la historia principal de la obra de Yoshiyuki Tomino, la Universal Century, iniciada en el año de 1979. Eso quiere decir que no tienes que ver ninguna serie, OVA, manga o película anterior; lo que hace a IBO (Iron-Blooded Orphans) como una oportunidad perfecta para iniciarte en el mundo de Gundam, o si ya estás ahí, disfrutar de esta magistral y a la vez controversial historia.

Este ánime es dirigido por Tatsuyuki Nagai quien previamente trabajó en la dirección de Gundam 00 y escrito por Mari Okada quien ha participado en el guión, dirección y screenplay de más de 50 animes entre 1998 y el 2019, siendo esta su primera colaboración para un proyecto de Mobile Suit Gundam.

La historia de los huérfanos de la sangre de hierro se desarrolla en el año 323 post-desastre. 300 años después de un conflicto conocido como la guerra de la calamidad, un conflicto entre la Tierra y las Colonias Espaciales en la cual casi perece la humanidad entera. Después del conflicto la organización terrestre de Gjallarhorn se establece como un ejercito en servicio del control militar y la seguridad de la Tierra, Las Colonias y Marte; así como las rutas comerciales entre estas.

Ejercito de Gjallarhorn sobre Marte.

En Chryse, nación del planeta Marte, la joven Kudelia Aina Bernstein, una hija de la aristocracia marciana, es líder del movimiento de independencia, ya que las naciones de la tierra son las que controlan las regiones de Marte. Kudelia planea un viaje a Arbrau, región geo-politica que incluye los territorios de Rusia, Canadá y Alaska, a pedir la independencia de la nación de Chryse; para esto contrata los servicios de la Chryse Guard Security (CGS) organización de la cual son parte los protagonistas de la serie.

La narrativa se desarrolla al rededor de Orga Itsuka y Mikazuki Augus (Mika para sus amigos), ambos son parte de un sector de la población conocido como «desechos humanos» niños abandonados que son empleados como soldados por grupos de seguridad privada, movimientos de guerrilleros, piratas espaciales y mafias organizadas. Estos «niños desecho» son sometidos a peligrosas cirugías para implementar un sistema de conexión ciber-humana llamado Alaya-Vijnana System, el cual les permite utilizar mobile-workers sin previa educación o entrenamiento. El sistema fue desarrollado durante la guerra de la calamidad, es antiguo y peligroso.

Mikazuki Augus (Piloto del ASW-G-08 Gundam Barbatos) y Orga Itsuka (Lider de Tekkadan)

Para evitar la revuelta del movimiento independista, interviene la fuerza militar de Gjallarhorn dirigida por Mcguillis Fareed y Gaelio Bauduin, siendo estos el Char Aznable y Garma Zabi de este universo (para aquellos amantes de Universal Century). Gjallarhorn ataca la base de la CGS, mientras que los niños desecho son usados como carne de cañón. Dentro de la base el ASW-08 Gundam Barbatos era usado como fuente de poder del complejo gracias a su reactor Ahab.

Gaelio Bauduin y Mcguillis Fareed, miembros del consejo de las 7 estrellas, lideres del ejercito de Gjallarhorn.

En este universo, los Gundams Frame son reliquias de la antigua guerra de la calamidad, poderosos mobile suits imposibles de controlar sin un apropiado sistema Alaya-Vijnana y un piloto que lo resista. Los Gundams llevan los nombres de los 72 demonios descritos en el Ars Goetia, por lo tanto existen 72 Gundam Frames.

ASW-08 Gundam Barbatos Lupus

IBO expone temas, políticos, éticos y morales. Como la pobreza, la esclavitud, la poligamia, pedofilia, el abuso sexual a menores, niños usados como armas, cerebros humanos para inteligencia artificial, la exposición y consecuencias de la guerra; la realidad de que en una guerra no existen buenos ni malos solo personas con ideales y agendas. Pero a diferencia de algunas entregas de la franquicia lo hace de una forma más personal a través de sus personajes y como estos interactúan entre si y a los eventos. Es notable como Mika no es el típico protagonista, este sufre una evidente condición de síndrome de Asperger el cual es deducible gracias a la crudeza y frialdad con que actúa debido a su nula empatía, aunque aveces eso resulta en situaciones entretenidas de comedia; siempre impulsado por Orga quien es el motor de los planes e ideales del grupo; es un líder nato pero sus debilidades, dudas y preocupaciones lo hacen el personaje más humano de todos. Acompañados de todo un elenco la historia exhibe momentos de verdadero sentimiento, donde son sus personajes los que brillan, muy por encima de las excelentes batallas de Mechas.

Como opinión personal de este escritor, la serie como tal tiene un inicio lento, pero en pocos capítulos logra encontrar su norte. La escritora no tiene miedo de tomar decisiones de fatalidad con personajes de alta relevancia, al mejor estilo de Gundam (advertencia para sus pobres corazones), lo que lleva a situaciones inesperadas en la serie y emotivas en el receptor.

Las batallas son espectacularmente desarrolladas, con una animación y soundtrack impecables. Especialmente en una era donde el genero Mecha recurre al CGI para abaratar costos de animación. En IBO siempre está presente el dibujo a trazo en alto detalle, por lo cual se siente más vivido e inmerso; por no mencionar que es la primera serie de Gundam donde no existen armas de láser o energía, esto hace que se sienta una cierta crudeza en las batallas, al escuchar como el acero nano-laminado de los mobile suits se corta y parte con las armas. Cabe recalcar también el diseño de los Gundams de este universo, son mucho más bestiales y dinámicos, muy acordes con el concepto de que son demonios; el diseño del Barbatos es uno de los mejores diseños de Gundams a la fecha.

Mobile Suit Gundam:Iron-Blooded Orphans es verdaderamente una montaña rusa de emociones, llena de acción, intriga, política, engaño, traición y tragedia. Siendo un animé completo por sí solo, con temas tan profundos tratados de una manera revolucionaria para esta saga, agregado a la calidad anteriormente mencionada, esta serie es:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here