Con el reciente fracaso que ha resultado del lanzamiento de Google Stadia hemos tenido dos sorpresas muy agradables en las últimas semanas respecto al streaming de videojuegos, una por parte de PlayStation y la otra por el gigante Steam.

Durante la misma semana se presentó oficialmente la propuesta de Sony llamada Remote Play,el cual te permite descargar una aplicación o app en tu teléfono inteligente o computadora y hacer stream de tus videojuegos desde tu  PlayStation 4 a tu otro dispositivo.

Dicha función la probamos en The Couch con 3 juegos, The Last of of Us Remaster, Devil May Cry HD Collection y Death Stranding, con una conexión de internet de fibra óptica con 50 Mb de bajada y 15 Mb de subida. Los resultados fueron variados como era de esperarse, el control va conectados a la computadora con un cable USB, se puede usar inalámbrico también pero se necesita un adaptador especial, la respuesta del control fue inmediata y con un lag input mínimo, que en juegos como Devil May Cry en especial es sumamente importante por lo frenético de la acción, en juegos con un gráfico más detallado si se podía notar en algunos momentos como la resolución bajaba un poco cuando los paisajes mostraban mucho detalle, pero el juego nunca se detuvo o existió algún problema de sincronía entre el sonido y el video.

En general, el Remote Play es una herramienta interesante, especialmente si por ejemplo tienes tu consola en otro cuarto donde el televisor está ocupado, sin embargo, por lo visto se necesita una conexión aún más alta que la utilizada para sacarle correctamente el provecho.

La otra función que probamos fue el Steam Play Together, esta función es mucho más interesante que la de PlayStation, ya que permite jugar con otra persona como si se encontrara en tu propia sala mientras está a muchos kilómetros de distancia haciendo que la persona tenga control sobre las acciones del segundo jugador, un concepto sumamente interesante para cuando tu amigo no tiene el mismo juego que tú y ambos quieren jugarlo juntos, como se muestra en el siguiente video.

En esta prueba utilizamos los juegos Dragon Ball FighterZ, Cuphead y Double Dragon Trilogy, con mi conexión de 50 Mb de bajada y 15 Mb de subida y la de mi amigo de 50 Mb de bajada y 10 Mb de subida, y realmente con estas pruebas no tuvimos tanta suerte, con Dragon Ball la calidad de video era excelente pero la estabilidad en las peleas hacia que el lag fuera en algunos momentos injugable, con respeto a Cuphead tuvimos suerte en las primeras etapas del jefe pero el lag que había entre las acciones y el movimiento de los personajes era muy notorio lo cual nos mató en varias ocasiones, estas observaciones dejan en claro que para un juego tan dinámico no es recomendable; por último, con Double Dragon tuvimos más suerte terminando varios niveles, no obstante, este juego  es un copilado de juegos de hace 30 años por lo que el requerimiento gráfico es mínimo lo cual potenció el input lag para tener un movimiento más fluido.

En conclusión, ambas propuestas tienen mucho futuro, tal vez con una conexión a internet más estable se puedan aprovechar de manera más agradable, pero aún nos falta un largo camino para llegar hasta ahí ya que aun con conexiones relativamente buenas tuvimos algunos problemas de rendimiento notorios los cuales no permiten tener una óptima experiencia de juego, gracias por leer y espero que esta información le sea útil.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here