Cuando se anunció que James Cameron iba a producir y escribir una película basada en un manga con Robert Rodriguez como director; lo primero que pensé fue que esta mezcla es un tanto extraña. Sin embargo, al ver que era uno lleno de acción y con androides, la cosa fue teniendo sentido.

Si algo no se le puede reclamar a James Cameron, es su constante búsqueda de mejorar el medio a través de la tecnología, Alita no es una excepción. Lo presentado a nivel técnico en esta película es simplemente impecable y digno de ser disfrutado en todo su esplendor. Por supuesto el fantástico equipo de WETA siempre deja un listón muy alto para cualquier producción.

Un dato que posiblemente no se sepa es que esta producción es a tres partes entre Canadá, Argentina y Estados Unidos, y costó aproximadamente 200 millones de dólares. El manga que da origen a la historia y a los personajes se llama GUNNM, y fue creado por Yukito Kishiro en los 90.

Yo en lo personal entré a esta película sin haber leído el manga, por lo que solo puedo hablar realmente de la película como tal y no de si es fiel al material original, pero si algo puedo decir es que -después de verla- me quedaron ganas de leer el manga y ver el anime.

El mundo de Alita

Alita es un personaje con el que uno puede generar empatía fácilmente desde el inicio; fue tirada literalmente como basura y debido a la pérdida de su memoria, se conforma como una adolescente dulce e inocente la cual descubre un mundo totalmente nuevo. Generalmente los personajes así generan un interés inmediato si la ejecución es buena, y en este caso es así por la buena actuación de Rosa Salazar.

La ingenuidad y la inocencia transmitidas por Rosa a través de su milagrosa transformación en Alita (ver video), se contraponen perfectamente con su instinto de guerrera salido de una aparente generación espontánea.

El resto del elenco hace su trabajo a la perfección, Christoph Waltz es perfecto como el Dr Ido y figura paterna de Alita. Además de Mahershala Ali como el puppet master detrás de todos los hilos, o eso parecería. Jennifer Connelly hace un buen papel como la ex del Dr Ido, y Keean Johnson como el interés romántico de Alita.

Es claro que esta película es antes que nada, un cinta de acción. Cada coreografía de peleas o de persecución es del más alto nivel técnico y artístico, además de no recaer en esos molestos cortes los cuales hacen indefendibles en muchos casos lo sucedido en pantalla durante una pelea.

Esto, aunque es un plus, también es una contra, todo parece moverse de pieza de acción en pieza de acción, dando una impresión de que el desarrollo de personajes se ve reducido en pos del siguiente espectáculo visual. No es negligente del todo en este aspecto, pero queda la impresión de que pudieron detenerse un poco más en la relaciones entre los distintos personajes para contar una historia más humana.

La que más sufre esto es la relación amorosa de Alita, nunca termina de generar el peso necesario, en contraparte, la relación con Ido es mucho mejor lograda. El contexto de la amnesia de Alita, el descubrir un nuevo mundo, nueva familia y nuevos amigos, pudo dar para una combinación mucho más profunda entre la acción y el drama, fue una oportunidad desperdiciada.

Aún así, la película logra meter muchas cosas en un corto tiempo y el ritmo es bastante frenético, los momentos para respirar son pocos y rápidamente nos encontramos caminando hacia el siguiente punto de trama. Esto hace que sea imposible no estar interesado en la película el 100% del tiempo, lo cual la convierte en una cinta bastante entretenida.

El veredicto

Ver Alita Battle Angel, es ver un anime en live action. Si uno está acostumbrado a este tipo de contenidos, con Alita se va a sentir como en casa; si no, Alita será una película de acción con un sabor diferente envuelto en un paquete de lujo. WETA no decepciona, ni lo hace la capacidad de Rodriguez para dirigir acción. Hubiera preferido que se tomaran más tiempo en disfrutar del contexto y del mundo, pero eso no la hace menos entretenida. Sinceramente espero que sea un éxito en taquilla lo suficientemente grande para continuar con esta historia.