Apocalypse es un “Shoot Them Up” en 3D que data del año 1998 y salió exclusivamente para el primer Playstation. Fue el primer juego «original» desarrollado por Neversoft, un estudio que posteriormente alcanzaría el renombre y el éxito comercial con otros títulos como Tony Hawk Pro Skater y El Hombre Araña. Uno de los aspectos principales sobre este título que vamos a abordar es si vale la pena jugarlo a estas alturas, o bien, si por el contrario es mejor dejarlo olvidado en el baúl de los juegos mediocres.
Primeramente, hay que decir que es un juego con niveles completamente lineales, como es de esperarse en el género. Las plataformas y los entornos no son nada excepcionales, los enemigos son repetitivos y además muchos de los efectos de sonido son reciclados, por ejemplo el ladrido de los perros y los gritos de los enemigos. Visualmente, las texturas no son las peores que se podían ver en aquella época de la tercera dimensión rudimentaria pero tampoco son de admirar. Definitivamente los aspectos audiovisuales no son en si un motivo suficiente para volver a este juego de una generación donde añejar bien fue un privilegio de pocos.
Es en los aspectos mecánicos en donde el juego brilla, siendo bastante generoso con la expresión, ya que la mecánica central que lo define como un “Shoot Them Up” con cámara vertical es justamente su mayor fortaleza y en donde el juego entretiene en verdad.
Apocalypse fue claramente diseñado pensando en manejar al personaje principal con la cruz de control, esto porque cuando el desarrollo comenzó en 1997 todavía no habían sacado el control “Dualshock” con sticks analógicos, pero lo cierto es que en algún punto del desarrollo los implementaron de una forma más o menos funcional.
El propio manual del juego utiliza como referencia el primer mando del Playstation sin los sticks analógicos
Cuando el juego salió en octubre de 1998 podía usarse cualquiera de las dos formas disponibles con el Dualshock para controlar al personaje principal, sin embargo, hay ciertas reservas que hacer sobre la implementación de los análogos; en los niveles a campo abierto no se presenta mayor problema avanzando con análogos o con la cruz de control pero para realizar los saltos de precisión con algún grado de profundidad, por mínima que esta fuera, se tornaba dificultoso utilizar el análogo porque para hacerlos bien se requiere ejecutarlos de manera lateral y es ahí en donde radica el gran problema.
Desafortunadamente, para ejecutar saltos en plataformas, los sticks analógicos son un verdadero dolor de cabeza, ya que cualquier movimiento sutil hacia arriba o hacia abajo, por mínimo que sea, puede enviar al personaje en una dirección distinta a la deseada, incluso si el giro del pulgar se siente perfectamente ejecutado, causando muertes innecesarias.
Una forma perfectamente viable para sortear este tipo de situaciones que rompen el balance en la dificultad del juego es dirigir estos saltos solo con la cruz de control, aunque  se vuelva menos natural el flujo del juego. Otra alternativa es utilizar la clave para tener vidas infinitas y avanzar por el juego sin preocuparse por los «continues».
Las armas de Apocalypse son al menos imaginativas, se utiliza como arma básica una ametralladora que tiene munición infinita, mientras que las demás armas que se encuentran en el camino tienen munición limitada. Por mucho la mejor arma es el lanza misiles pero quizá una de las más vistosas es un arma que dispara rayos de electricidad contra los enemigos, aunque los misiles hagan más daño y sean más útiles.
Uno de los aspectos más memorables de este curioso juego del Playstation es que el personaje principal (Trey Kincaid) esta modelado con base en nada más y nada menos que Bruce Willis, el actor de Duro de Matar y El Quinto Elemento, él prestó su voz para grabar una serie de frases que el protagonista dice espontáneamente a lo largo del juego, incluso algunas sin ningún contexto, las más notables son “suck on that” cuando se lanza una de las granadas o “strap one on, it’s time to jam” al momento de obtener una arma diferente.
Bruce Willis en El Quinto Elemento
Creo que sería posible reproducir todo el audio que Bruce Willis grabó para Apocalypse en menos de cinco minutos, este debe haber sido un trabajo fácil a cambio de mucho dinero para el actor. Al parecer todo el diseño apocalíptico y los fragmentos de personalidad que se insertaron en el personaje principal con las frases del actor perfilan al protagonista como a una especie de John Mcclain en un universo similar al del Quinto Elemento, claramente el juego buscaba explotar la popularidad del actor.
La historia en este título no tiene mucho sentido, el protagonista tiene que enfrentarse a un clérigo malvado que convoca a la bestia y a los jinetes del apocalipsis. Ninguno de los jefes es memorable, ni tampoco son demasiado difíciles o frustrantes, al menos cambian el ritmo de los niveles para cerrarlos con una pelea diferente.
Pocos juegos pueden presumir de que tienen literalmente a la bestia como uno de sus jefes
Como tantos otros juegos en CD de su época, este aprovechó la capacidad de almacenamiento para insertar videos y música de bandas reales, en este caso hay canciones de Poe, System of a Down y otras bandas.
A manera de cierre, un dato curioso acerca de este juego es que originalmente estaba siendo desarrollado por Activision Santa Mónica, pero se supone que dadas las limitaciones del hardware les fue imposible continuar con el proyecto como lo habían concebido, ante lo cual Activision trasladó el desarrollo a Neversoft, quien retomó el proyecto. La versión inicial que desarrollaba Activision Santa Mónica fue cancelada en su totalidad, este es un video mostrando esa versión que nunca llego a completarse, según se relata habría sido mostrado en el E3 de 1997. Se dice además que Bruce Willis no iba ser el protagonista en la primera versión sino un acompañante, pero finalmente en el juego de Neversoft la historia fue otra.
Si esto fue una simple treta para sacar dinero de la popularidad de Bruce Willis, ciertamente pudo haber sido algo mucho peor, este juego al menos por un rato corto puede decirse que entretiene. ¿Vale la pena buscar este juego en eBay o cualquier compra venta para probarlo? Diría que hacer eso se justificaría en la nostalgia, para una investigación histórica sobre el género de los «Shmups» o un caso de extrema curiosidad.

En conclusión, podríamos calificar el juego como: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here