Tal vez no sea el héroe que queramos o que nos merezcamos, pero sí el que necesitamos. Bunnylord tiene la misión, como candidato a la alcaldía de su ciudad, de limpiar el crimen que abunda en esta. Este conejo antropomórfico viajó desde el año 2048 con la misión de salvar al mundo de su inminente destrucción, pero para ello deberá buscar la ayuda de personas con ideales un tanto macabros y retorcidos que puedan ocuparse del trabajo. Aquí es donde entra Steve, ya que el junto a otros 8 personajes (desbloqueables a lo largo del juego) deberán demostrar que Bunnylord y su escuadrón de anti-héroes de alquiler, están listos para la tarea..

Cada nivel de este juego cuenta con un objetivo principal, y una serie de objetivos secundarios, los cuales en algunos casos son más complicados de obtener dependiendo del personaje que se utilice.

Su dinámica es simple, consiste en un shooter en 2D basado en el desplazamiento lateral y en la cobertura para no recibir daño, su estilo intuitivo le permite al jugador deslizarse, rodar y zambullirse para esquivar el fuego enemigo.

Cada personaje tiene muy resaltado su estilo personal, así, dependiendo del personaje que escojamos será diferente su estilo de ejecución y el arma principal que usa, por ejemplo: Steve utiliza un arma de cargado rápido, mientras que Cletus usa una escopeta que a pesar de causar mayor daño, tarda más en recargar. Cada nivel cuenta con armas secundarias como granadas y cócteles molotov, además de contar con mejoras para las armas las cuales son momentáneas o se mantienen a lo largo del nivel.

Sus controles son sumamente básicos, solo se necesitan el análogo y un botón de disparo (usualmente L o R), y un botón de recarga. Demostrando de esta manera lo apegado que está a los arcades.

Para hacer esta reseña se utilizó la versión de PS4, donde personalmente la historia me pareció envolvente, cada nivel y personaje tiene su dificultad. Al constar de 21 niveles, (24 si se cuentan los niveles secretos) su dificultad aumenta progresivamente; hasta el punto en que un nivel que en esencia es fácil se complica al presentarse eventos a medio nivel, como helicópteros de combate o equipos SWAT.

Es un poco frustrante cuando un personaje como Jesús, que al hacer su primer disparo salta para atrás, lo hace caer de vez en cuando por alguna ventana hacia su inevitable muerte. Sus controles a pesar de ser básicos, denotan cierta dificultad, ya que uno no está acostumbrado a tener que recargar tan seguido, quedando sin balas frente a un grupo de enemigos. Tomando estos aspectos en consideración, Not a Hero es un juego sumamente entretenido,  donde su dificultad le agrega un extra a sus dinámicos niveles, haciéndonos no perder el interés en su historia.

Desarrollado por la compañía Roll7 y publicado por Devolver Digital, actualmente se encuentra disponible para Xbox One, PS4, PC y Android, siendo un excelente ejemplo de la calidad que presentan los juegos Indies en el mercado moderno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here