Desde hace mucho tiempo el cine de terror ha ido cayéndose de a pocos. Es por ello que en los últimos años son pocas las películas que verdaderamente tienen la esencia más pura del género. A Quiet Place, o Un Lugar En El Silencio en Latinoamérica, es de esa películas de terror que no ha tenido tanta publicidad como otras de sus predecesoras, pero acá te traemos su reseña ayudarte a decidir si querés verla.

La cinta fue dirigida y protagonizada por John Krasinski, mayormente conocido por sus películas de comedia, y donde también tenemos de protagonista a su esposa real Emily Blunt. Además, es importante decir que esta película forma parte del nuevo auge de películas sin muchos diálogos ni sonidos, donde predominan los sonidos de los diferentes ambientes de las locaciones del filme. Si bien esta idea de películas mayormente insonoras ya ha sido muy utilizada en otra era del cine, y más recientemente por muchos otros filmes, son pocas las películas de suspenso/terror que toman el riesgo de utilizar esta idea.Resultado de imagen para a quiet place

De igual manera, es apenas el segundo filme de Kransinski como director pero ya muestra que puede ser muy versátil no solo como actor, sino también como director, saliéndose totalmente de su zona de confort con tal de mostrar algo novedoso. De hecho, si pusiéramos a alguien que no sepa que Kransinski es mayormente actor de comedias y que apenas inicia como director, esa persona podría hablar maravillas del trabajo hecho en A Quiet Place, que técnicamente es una película muy bien pensada y elaborada.

La fotografía es un punto muy pero muy alto de este filme. Pocas películas del género pueden decir que cuentan con una fotografía tan precisa como A Quiet Place, y las locaciones y escenarios son parte fundamental de la trama, que logra envolver realmente al espectador. Asimismo, la banda sonora es la voz de la película, adaptándose a la perfección a cada uno de los diferentes escenarios y sonidos ambiente que hacen que el miedo e intriga sean mayores. Otra característica que le da mucho mérito a la película es el poco uso de los jump scare o sustos repentinos, lo que hace que el terror sea algo más psicológico y aporta aún más intriga a la película.Imagen relacionada

Ya entrando en la parte de la historia, y sin hacer spoilers, el planteamiento del mundo que vemos en el filme esta extremadamente bien pensado y elaborado. Se nota el trabajo de pre-producción que se realizó para el filme y lo bien preparado de su guion.

El modo en el que nos explican cómo los protagonistas logran sobrevivir es muy orgánico, haciendo que no se sienta para nada obligado y que todo tenga un motivo de ser lo suficientemente creíble. Por ejemplo, se destaca el motivo de los personajes para comunicarse por medio del lenguaje de señas (ASL), donde uno de los miembros de la familia es sordo. Otro punto a destacar es la forma en que los personajes sobreviven en un mundo dominado por una especie alienígena, con una súper capacidad de escucha, aunque hay pequeños detalles que no son tan lógicos. El motivo del embarazo de la protagonista, que ya se vio en los adelantos, nunca se nos explica o no de manera lógica y directa.Imagen relacionada

Como comentario final, pocas veces en una sala de cine se puede ver tanto estrés, intriga, miedo y el sentimiento de ser uno mismo el que sufre junto a los personajes como en A Quiet Place. Es por ello que si aman el suspenso y terror, esta es su película, o si simplemente quieren ver algo nuevo pueden ir al cine mientras este en cartelera y darle una oportunidad a esta novedosa película.