El 19 de marzo del año en curso Google «sorprendió» al mundo con un anuncio que ya todos veíamos venir: Stadia será el primer acercamiento de la empresa al gaming y lo redefinirá, para bien y para mal. Y es que el concepto mostrado en la conferencia ciertamente luce prometedor y se apunta como la punta de lanza no solo en streaming sino también en creación de contenido relacionado a videojuegos. ¿Qué tanto cambiará el mercado? ¿Qué tanto éxito puede preverse para la nueva plataforma? ¿Quiénes deben estar preocupados? Acompáñenme en este artículo donde intento responder todas esas preguntas y más.

Lo primero que tenemos que definir es qué es el nuevo servicio presentado por Google: Stadia es un servicio de streaming de videojuegos el cual promete, en teoría, jugar en cualquier dispositivo capaz de utilizar el navegador de la compañía: Chrome. Esto abre muchísimas posibilidades para poder jugar en cualquier lugar con cualquier dispositivo. La compañía promete una calidad de juegos de 1080p a 60 cuadros por segundo con una conexión estable de 25 megabits por segundo e incluso promete 4k a 120 cuadros por segundo con posibilidad de escalar el stream a 8K.

La potencia teórica de este nuevo servicio es de 10 teraflops y Google anunció toda una infraestructura de software dedicada para poder jugar en Stadia. Aunado a esto la compañía creo todo un equipo de desarrollo especializado para esta nueva tecnología a cargo de la talentosa Jade Raymond

Una vez explicado qué es el servicio, podemos pasar a lo más importante, ¿qué significa esto para el mercado de consolas?, y sobretodo, ¿para nosotros como consumidores? De momento el servicio significa todo y nada. Todo porque este podría ser el futuro de los videojuegos y nada porque el servicio, en su fase de inicio estará limitado a unos cuantos mercados: Estados Unidos, Canadá y parte de Europa. Así, para que una masificación del servicio se dé necesitaremos de al menos 5 años para que la compañía pueda traer Stadia a Latinoamerica.

Pese a toda esta información, los detalles del servicio son más bien escasos, en este artículo partiremos del supuesto de que Stadia funcionará de forma correcta y entregará una buena experiencia, aunque este es un reto mucho más grande de lo que cualquiera podría imaginar y de hecho es su primer reto, funcionar correctamente. 

Ahora bien, partiendo de que todo funcionará correctamente, Stadia tiene al menos dos retos importantísimos de los cuáles no tenemos información: 1- la forma en la que se monetizará y 2- el manejo de las licencias de terceros. Hablemos claro, Stadia es un servicio que intenta apelar a todas las personas con curiosidad para jugar, estas personas, las cuales no han podido acceder al maravilloso mundo de los videojuegos tienen en conjunto varias características, la primera de ellas es un poder adquisitivo limitado.

Siendo este un primer obstáculo, el hecho de pagar por un servicio para poder jugar se vuelve atractivo en el tanto yo pueda pagar poco y obtener mucho contenido ¿Cuál es el principal problema? Que Stadia apunta a un modelo de negocios poco explorado, la combinación de una suscripción más el pago de una licencia de juego. Spotify o Netflix  funcionan porque por una porción muy baja de dinero accedo a muchísimo contenido de calidad (aunque la forma técnica sea muy cuestionable) en cualquier lugar que posea una pantalla con conexión a internet.

Dicho esto, si el modelo de monetización no es el adecuado el mercado muy probablemente no esté dispuesto a pagar por algo como Stadia. Como parte del manejo de licencias, tenemos las negociaciones que pueda realizar Google para llevar contenido de terceros a su plataforma, más allá de eso, no es solo llevar el contenido, sino que este sea de calidad y a un precio accesible que permita generar un margen de ganancia suficiente tanto para Google como para el tercero que publica. La potencialidad de un mercado de dos mil millones de usuarios no puede pasar desapercibido para ninguna empresa, pero, también puede generar un rechazo muy importante a considerar por la compañías, sino, pregúntenle a los desarrolladores de Metro y su exclusiva en la Epic Store.

Visto los retos que podemos esperar para el servicio, veamos qué significaría esto para la industria de los videojuegos en caso de que Stadia funcione. No analizaremos acá si el servicio fracasa, puesto que otros servicios de streaming como Gaikai han fracasado en el pasado y no ha sucedido gran cosa. En caso de que Stadia funcione hay dos posibles escenarios que pueden no ser excluyentes, sino más bien darse en dos períodos de tiempo diferentes o incluso convivir por mucho tiempo.

El primer escenario, sería aquel en que el servicio y las consolas conviven, en este, esperaríamos una menor cantidad de juegos en las consolas respecto a la oferta de Stadia y quizás, una disminución de contenido triple A en el software casero versus un aumento de los juegos como servicios en donde la experiencia de un solo jugador sería la que más sufriría. Así, juegos como FortniteApex Overwatch serían la norma y no la excepción.

El segundo escenario, sería aquel en el que las consolas desaparecerían, este escenario es el menos plausible en el corto plazo y quizás se antoja como el futuro del gaming aquel en donde no existen barreras de hardware y los videojuegos se vuelven algo tan normal como escuchar música o ver una película en el celular. Esta situación ya ha sucedido en el pasado con la famosa guerra entre los arcades  y las consolas, lo cierto del caso es que las consolas ganaron esa guerra y la comodidad superó por mucho a la mayor potencia que ofrecía el hardware  dedicado a un solo juego.

Así las cosas, no nos queda más que esperar a que las compañías de videojuegos hagan sus movidas, las acciones de Sony y Nintendo ya vieron su primer revés luego del anuncio de Stadia. Aún es muy temprano para determinar cuál será el rumbo de la industria, pero al menos vemos vientos de cambio que a muchos pueden gustarles y a otros (donde me incluyo) nos genera muchísimas preocupaciones ¿Vos, de qué lado estás, te entusiasma o te abruma la posibilidad de Stadia? Contános en los comentarios.