La ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 tuvo varios momentos memorables, pero quizá uno de los que provocó más reacciones fue cuando se presentó que las siguientes olimpiadas de Tokyo en el año 2020 (si tan solo hubiéramos sabido). Cuando todos vieron un tubo verde característico de los juegos de Súper Mario Bros, relacionaron de inmediato que era un anuncio relacionado con Japón.

Sin embargo, pocos esperaban que de ahí saltara el entonces Primer Ministro Shinzō Abe, con un atuendo de Mario, dando la bienvenida oficial. Y en una entrevista reciente con Nikkan Sports, Abe mismo confesó que no estaba muy convencido de hacer eso en un evento tan importante.

Honestamente, no me emocionó cuando el presidente de Tokio 2020, Yoshiro Mori, me lo contó por primera vez. Inicialmente, me preguntaba si estaba bien que el primer ministro asumiera la apariencia de Mario, pero los Juegos Olímpicos querían deshacerse de matices políticos tanto como fuera posible. Esperé más de diez minutos en esa tubería (risas).

Shinzō Abe

Por fortuna, al final todo resultó súper bien y el público aceptó la propuesta y muchos la catalogaron como muy original. Lo que no terminó resultando muy bien fue el año que escogieron para las próximas olimpiadas, pues ya conocemos la historia y por ello se han tenido que aplazar los Juegos Olímpicos de Tokyo para el año 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here