Sony asegura que ha conseguido suficientes componentes para alcanzar su objetivo de vender más de 22 millones de PS5 para el final del año fiscal actual, a pesar de la escasez global de semiconductores que ha impactado el mercado de consolas provocando problemas en las cadenas de producción de Microsoft, Sony e incluso Nintendo.

Las PS5 han sido extremadamente difíciles de comprar desde que se lanzó la consola en noviembre de 2021. No solo por la altísima demanda sino principalmente por la baja oferta, debido a esta escasez extrema de chips, un componente integral de cualquier consola de juegos.

Durante una llamada en conferencia de inversionistas, el director financiero de Sony, Hiroki Totoki, explicó que la compañía había tomado «varias medidas» para asegurar los semiconductores y aparentemente han tenido éxito. «Para PS5 y la cantidad de unidades que se venderán este año se ha establecido el objetivo y hemos asegurado la cantidad de chips necesarios para lograrlo, y con respecto al suministro de semiconductores, no están preocupados», afirmó Totoki.

Si las ventas de este año avanzan según lo planeado, sería un gran éxito para Sony, ya que tanto los competidores como otras compañías tecnológicas continúan dejando en claro que la escasez de semiconductores está limitando la oferta. Hace solo tres meses, Sony decía que esperaba que la escasez de PS5 continuara el próximo año, pero parece que la promesa de Jim Ryan de que la compañía estaba tratando de aumentar la producción ha dado sus frutos. Por supuesto, puede ser que la demanda continúe superando a la oferta, pero ese problema debería disminuir en los próximos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here