Stan Lee es una de las figuras más reconocidas y aclamadas en el mundo de los cómics. Su papel en la creación de figuras icónicas del género de los superhéroes como Spider-Man, Hulk, Doctor Strange, los Cuatro Fantásticos, Iron Man, Daredevil, Thor, Black Panther, y los X-Men le han conseguido un séquito de fanáticos en todo el mundo. No obstante, el día de ayer comenzaron a circular acusaciones en su contra que lo vincularían a múltiples casos de acoso sexual.

Una fuente anónima, aparentemente la fundadora y dueña de la compañía de enfermería que hasta hace poco se encargaba de cuidar al creador de cómics de 95 años, ha indicado que Stan constantemente incurre en conductas sexuales inapropiadas contra las mujeres asignadas para cuidarlo. Esto incluye tocamientos inapropiados, repetidas solicitudes de sexo oral y frecuente desnudez y exhibicionismo de parte suya en momentos donde no debería haberla. La mujer que ha realizado dichas acusaciones dice que ha cuidado a Stan Lee personalmente, y que las malas conductas se han dado con todas las enfermeras que ha tenido hasta el momento.

“Stan es un hombre mayor que aparentemente ha perdido su rumbo. Parece no importarle lo que los demás piensen de él. Ha perdido su filtro. Hay un séquito de jóvenes enfermeras que vienen a su casa en West Hollywood y él las ha estado acosando sexualmente. Le parece gracioso. Camina desnudo [por la casa] y es vulgar con las mujeres. Les pide sexo oral en el baño y quiere que le den placer en su cuarto. Usa las palabras ‘pussy’ [palabra vulgar usada para referirse a una vagina en inglés] y ‘fuck’ [también una palabra vulgar para referirse al acto sexual penetrante en dicha lengua] en su presencia. Además [parece un pulpo] y las ha tocado inapropiadamente, a algunas de las mujeres. Su comportamiento es inaceptable, en especial viniendo de un ícono como Stan”, indica la declaración anónima.

El reporte, que ha sido publicado en el Daily Mail, no incluye el nombre de una sola víctima, ni de su portavoz, ni de la agencia de enfermería mencionada. Los representantes de Lee niegan categóricamente todas las acusaciones e indican que todo forma parte de un plan para sobornarlo, en el que incluso ha recibido amenazas que le solicitan transferir sumas millonarias de dinero si no quiere que se le acuse de estos actos, según él falsos y difamatorios, ante los medios de comunicación.

“Varios individuos anónimos han intentado extorsionarle dinero al Sr. Lee basándose en alegatos falsos, pero cuando les hemos solicitado identificarse y proveer sus nombres legales completos e información de contacto, se han quedado [completamente callados], sin ninguna sorpresa”, contestaron los portavoces de Stan ante las acusaciones.

La fortuna personal de Lee asciende hasta los 50 millones de dólares, y el hombre además tiene créditos de producción en algunas de las películas más taquilleras del mundo, aquellas que forman parte del MCU.

“Lee categóricamente niega estas acusaciones falsas y despreciables, y pretende luchar [de todas las maneras posibles] para proteger su reputación estelar y su carácter impecable. No estamos al tanto de que nadie haya presentado ninguna acción civil [en su contra], ni que hayan reportado estas situaciones a la policía, lo cual sería la forma más adecuada de lidiar con cualquier alegato genuino. Por el contrario, el Sr. Lee ha recibido exigencias de pago de dinero y amenazas de que, si no lo hace, la persona acusadora irá ante los medios. El Sr. Lee no será extorsionado ni chantajeado, y no pagará ningún dinero a nadie porque no ha hecho nada malo en lo absoluto”, agregó la defensa de Stan.

Un reporte distinto de Page Six alega que el acusado ya ha cambiado de empresa de enfermería, indicando que es “cortés, amable y respetuoso” con las profesionales que lo atienden.

Hasta el momento, todo se trata únicamente de una acusación anónima. Por supuesto, todos los incidentes como este deben ser investigados por las autoridades correspondientes y no se debe subestimar ninguno por estar protegido por el anonimato, pues en muchas ocasiones las víctimas de conductas sexuales inapropiadas no llegan a acusar a sus acosadores por miedo a la crítica, la exposición social y el repudio de los fanáticos de aquellos hombres que, se aprovechan de sus posiciones de poder, para sobrepasarse con ellas. Sin embargo, no se puede tampoco asumir que ninguno de los acusados es culpable simplemente porque existe una acusación. Se debe dar tiempo a que a través de los mecanismos adecuados, se revisen las declaraciones de las potenciales víctimas y se llegue a un veredicto.

Un caso distinto ocurre por ejemplo con Harvey Weinstein o Kevin Spacey, quienes luego de ser expuestos como acosadores e incluso abusadores sexuales por una primera víctima, han atravesado una lluvia de otras demandas de proporciones casi bíblicas. En esos casos es difícil pensar que se trate de un complot de decenas de personas por traerse abajo a una figura, a la que incluso testigos no vinculados con los hechos han visto incurrir en estos actos. Sin embargo, con esta nueva serie de acusaciones es importante informar, investigar y analizar cada caso, pero no asumir nada sobre hechos de los cuales no conocemos realmente lo sucedido.

Además, es importante que la posición social de una figura pública no nuble ni nuestro juicio como medios de comunicación, ni el suyo como opinión pública, ni el de las autoridades como los verdaderos jueces de un tema como este, pues incluso aquellas personas que más queremos pueden tener aspectos oscuros en sus vidas que no conocemos, y porque sean genios creativos no significa que no puedan también ser delincuentes en otros ámbitos de su existencia. No sé si este sea el caso de Stan Lee, ni estoy intentando asumir nada al respecto sino todo lo contrario, pero de llegar a ser cierto, casos como este deben ser tratados como si la persona no fuera famosa, porque la fama y la gloria no permiten a nadie abusar de los demás ni sobrepasarse con ellos ni ellas.

FuenteMovieweb
Compartir