Para quienes no están familiarizados con la saga de Yakuza, desde mi perspectiva personal, se las recomiendo ampliamente. Se trata de una saga basada en hechos reales de Yakuzas (mafia japonesa muy violenta y con códigos de lealtad muy estrictos) que dejan de pertenecer a ese clan mafioso por distintas razones; ¿por qué digo distintas razones?, pues aunque la saga tiene un personaje principal llamado Kiryu Kazuma, esta no se concentra en este dicho personaje, por el contrario, se juegan extensos capítulos con personajes implicados alrededor de esta organización criminal, ya sea que pertenecieron a ella o desean acabarla, que al final se unen magistralmente para un bien común: salvar a la ficticia ciudad de Kumorocho de la perdición de violencia y corrupción a la cual la mafia desea llegar.

Yakuza es una mezcla entre un beat em-up de acción con elementos RPG para subir estatus del personaje. Creado por la casa SEGA  enmarcado fuertemente en la cultura japonesa tanto así que ninguna de sus sagas ha traído doblaje a ningún idioma, solo subtítulos, pues la actuación de voz de los personajes es meticulosamente cuidada para que transmita el sentimiento exacto de esa situación y llegue a la fibra sentimental que está dirigida, ya sea lástima por el sufrimiento o una gran ira de venganza.

Al ser un juego muy japonés está cargado de muchísimo sentimentalismo. Vivir la historia de estos personajes puede ser en ocasiones muy fuerte, al punto de tener que dejar el control a un lado para digerir tantas emociones, pues las vivencias de estos no son cliché ya que están construidas desde bases muy sólidas desde el principio de la historia de cada uno; con secretos que se van develando y sacando el aliento con cada revelación. Para quienes nos agradan las historias de amistad verdadera, nos engancha de un solo momento, pues este juego se deja de lado las opiniones occidentalistas sobre la amistad fuerte y cercana entre hombres como sinónimo de homosexualidad, para dar paso a fuertes lazos de camaradería, comprensión, trabajo, sacrificio y perdón.

Esto último fue criticado en Yakuza 5, pues la saga nos traía acostumbrados a fuertes historias, pero en esta última se incluyó una historia desde la visión femenina muy pobre de argumento que desentonaba con el fuerte carácter de las anteriores. Y no es que por ser la visión de una mujer sea malo, al contrario, pudieron aprovecharla muchísimo para hacer una historia de una mujer fuerte, no obstante, desaprovecharon esa oportunidad y nos pone al control de una niña que desea cumplir el cliché de ser ídol.

No obstante, el equipo detrás de Yakuza escuchó este jalón de orejas de parte de los fans, y nos recompensa con una nueva entrega cargada de mucha fuerza argumental y más oscuridad alrededor de los planes violentos de los Yakuza. Kiryu, quien trabaja desde la 4ta entrega de Yakuza cuidando a una niña que quedó sin padres,  es convocado nuevamente a patear traseros fuertemente en las calles para salvar a Kumorocho de los Yakuza quienes juegan con las vidas humanas, y esta vez, jugarán con las de sus amigos y amigas; recordemos que esta es una historia de amistad, así que esto se pondrá fuerte pues tantas veces Kiryu y sus amigos han destruido y mostrado a la luz tantos planes Yakuza que ahora la lucha se ha vuelto personal.

El juego muestra aspectos muy violentos de los Yakuza no apto para sensibles de moral. La policía y el gobiernos son comprados con las altísimas sumas de dinero que logra esta mafia a través de la trata de personas, sobre todo mujeres; el pueblo de Kumorocho está podrido por dentro mostrando casos reales de lo que sucede en la política japonesa.  También se muestra muchísimo la vieja camaradería japonesa de la lucha, con rostros desfigurados pero altivos pues están satisfechos de haberse superado como seres humanos a través del ámbito de la lucha por los ideales.

Las gráficas han sido mejoradas abismalmente, y pese a que no es lo más vanguardista, a SEGA no le preocupa pues se dedican más trabajar en que la historia sea sorprendente y locaciones amplias en que el juego sea visualmente perfecto. Pese a lo que acabo de decir, siento que el aspecto visual es de lo mejor que he visto en videojuegos hace tiempo.

Al final del trailer se ve una gran traición por parte de uno de los policías más nobles de Kumorocho, ¿será que los Yakuza ya lograron comprarlo? El dragón blanco Kiryu se ve golpeado y cansado, pero será una vez más convocado a salvar a la ciudad que tiene al grupo de idiotas idealistas en el bien de una de las ciudades más grandes de Japón, pues en lugar de mudarse de esa ciudad para que se pudran todos los que habitan en ella, se dan cuenta de que allí vive gente que ama, que es buena, y a quienes ellos aman, y que por ellos vale la pena enfrentarse a su pasado y a la muerte. Sin más preámbulo, les dejamos el ahora más oscuro trailer de Yakuza 6, que saldrá en otoño de este año.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí