Los videojuegos son un arte moderno, es una forma de entretenimiento que trasciende las simples mecánicas de juego y los gráficos, es la interacción directa con los artistas y sus mundos, es experimentar una idea, un concepto y una realidad alternativa como ningún otro medio puede lograrlo.

———————————————————————————–
Te puede interesar: El amor por el gaming, la historia detrás de Cuphead
———————————————————————————–

Toda forma de expresión exitosa no es sencilla, ni todas sus piezas son obras de arte, pero siempre hay algún juego que nos recuerda esto, que nos grita desde una pantalla, que lo que se está experimentando va más allá del producto de una fábrica o de los millones que se pueden invertir en títulos que venderán mucho, pero que no necesariamente permanecerán en la memoria.

Títulos como Cuphead, nos demuestran que esto es mucho más que un hobby, que se puede llegar a alcanzar más de lo simplemente común y lograr así lo extraordinario, el Estudio MDHR nos lo mostró de forma fulminante y por eso, es un deber nuestro dar la noticia de que, ese juego que tanto costó, que vino de algo más que un negocio, ha superado el millón de copias vendidas y es ahora un título Platino.

Si no lo han jugado, denle un chance, no es siempre que el arte irrumpe con tanta fuerza en la industria, por lo demás les compartimos la imagen de agradecimiento del Estudio MDHR y si haces click en este ENLACE podrás leer su carta de agradecimiento a los fans.