Es sin duda una de las revistas más influyentes (aunque no tan conocida) de la historia en general. Lo que es más, no hay duda que en su género, manga, es la más importante e influyente de la historia. No se puede cuantificar su importancia en al ambiente “geek” ni cómo ha sido una embajadora del arte y la cultura niponesas. Hablamos de Weekly Shonen Jump, que el pasado 2 de julio cumplió 50 años.

Ese día, en 1968, la editorial Shueisha lanzó su revista para competir con Weekly Shonen Magazine y Weekly Shonen Sunday como una publicación quincenal. En ese momento el principal producto de ellos era un volumen mensual de “manga shonen” llamado “Shonen Book”. Este desapareció un año después y entonces Weekly Shonen Jump pasó a ser semanal.

Primera portada de Weekly Shonen Jump

Los primeros mangas eran historias cortas o “one shot” como Kujira Daigo o Kigoku Ken. El primer manga de historia larga fue “Chichi no tamashii“, que era un manga deportivo enfocado en el baseball y que acabó en 1971. Este fue uno de los primeros grandes éxitos de la revista. Su siguiente éxito fue “Harenchi Gakuen” que era una historia irreverente sobre las travesuras maliciosas de estudiantes de secundaria, escrito por un tal Go Nagai. Esta serie fue la primera que consiguió una publicación completa de 20 volúmenes aparte de la edición semanal.

En los años 70 hubo muchas series y producción de manga. Fue una época donde el arte manga realmente explotó, pero pocos títulos lograron recopilación en volúmenes. Aún así, la revista mantuvo su ritmo de crecimiento. Algunas mangas lograron saltar al anime, que era el mercado que estaba explotando como novedad en la sociedad japonesa. De esta época vienen Mazinger Z, Kinnikuman (que no vería su adaptación televisiva hasta varios años después) y Cobra. Los artistas mangas exploraron géneros muy diversos en esta epoca.

En la siguiente década, la de los 80, aparecieron títulos que dispararon por los cielos la popularidad de la revista: Dr. Slump, Captain Tsubasa, Fist of the North Star, JoJo’s, Saint Seiya y, posiblemente una de las obras “insignia” de la revista, Dragon Ball. Con semejantes títulos la publicación alcanzó hacia mediados de los 90 unas ediciones de 6 millones y medio de unidades vendidas por semana. Por supuesto, si sumamos a las obras mencionadas anteriormente Yuyo Hakusho, Slamdunk, Rorouni Kenshin, por citar unas pocas, se entiende que cada edición practicamente valía oro.

Portada de la revista Weekly Shonen Jump del 3 de diciembre de 1994: Gokú inicia sus aventuras

Y falta mencionar Naruto, One Piece, Shaman King, Hunter x Hunter, Bleach, Death Note, Gintama, Boku No Hero… En fin. Podríamos pasar meses hablando solo de esta revista y de artistas como Akira Toriyama, Buichi Terasawa, Osamu Akimoto, Kishimoto, Oda, Takeshi Obata, y aún así nos quedaríamos cortos. Imaginemos que se ha montado una exhibición en Tokyo que debido al volumen de material, tuvo que ser partida en 2 partes: algo así como “Los primeros 25 años” y “Los segundos 25 años”

Portada conmemorativa de los 50 años de Weekly Shonen Jump

Para celebrar sus 50 años, salió una edición con una portada especial con varios íconos históricos. Ojalá dentro de mucho tiempo tengamos mucho más manga y más personajes que celebrar. ¡Gracias Weekly Shonen Jump! ¡Feliz cumpleaños!