Hablar de todos los temas que trata la obra más conocida de Hiromu Arakawa tomaría bastante tiempo y sería sumamente difícil. Sin embargo, a diez años desde que el estudio Bones decidiera crear una adaptación más fiel del popular manga, es necesario recordar los tópicos más grandes que trata la serie y así entender porqué esta obra se perfila como uno de los clásicos del inicio de siglo.

Género:

FullMetal Alchemist: Brotherhood (FMA:B) incluye a las mujeres en todo tipo de labores elegidas por ellas mismas: el desarrollo de tecnología, el servicio militar, el trabajo intelectual o las artes marciales. Pero a diferencia de otras obras del género, ellas no cumplen historias de relleno, sino que participan activamente en la toma de decisiones aportando ideas e incluso fuerza física.

Arakawa posiciona a las mujeres como capaces de decidir sobre sus cuerpos y sobre sus vidas, contribuyendo a la erradicación del ideal de la mujer japonesa como aquella que es sumisa y no tiene capacidad de decisión sobre su cuerpo.

Estudio Bones

Discapacidad:

En nuestro mundo, el cuerpo de Edward Elric sería entendido como un cuerpo discapacitado y por lo tanto experimentaría opresión, pérdida de su autonomía, invisibilización y otras formas de discriminación. Sin embargo, en Amestris existe acceso universal a la tecnología de los automails para permitir a la población satisfacer sus necesidades. Pero los automails no solo normalizan las diferencias, sino que permiten a los cuerpos discapacitados el modificarse y ejercer papeles activos en las luchas sociales a partir de la celebración de las diferencias.

Amestris es un país digno de imitar en temas de accesibilidad a tratamientos y condiciones de vida, algo que deberíamos procurar en nuestro mundo.

Racismo:

En Amestris conviven dos razas principales que se diferencian por el color de piel, ojos, cabello y las costumbres. Con el fin de proteger sus intereses, las élites en el poder crean un discurso de odio hacia una de las razas e incluso crean una guerra que busca exterminarles. Esto tiene equivalencia en nuestro mundo con masacres que han ocurrido a lo largo de la historia en contra de la población judía, indígena y negra.

Pero a diferencia de lo que ha sucedido en nuestra realidad, en Amestris, las personas aprenden que el racismo no es la forma sostenible de construir sociedad y por esto van dejando de lado lo que aprendieron y empiezan a crear comunidad respetando las diferencias.

Religión:

Al hablar de religión es casi obligatorio hablar sobre dios. Esta entidad es bastante importante para el desarrollo de la historia, pero está lejos de la perfección con la que el cristianismo hace que le identifiquemos. Dios no es más que una existencia lejana que pone dificultades a los seres humanos por mera diversión.

Estudio Bones

Dejándole un poco de lado, las religiones dan a dios un papel más activo del que ocupa en la realidad de FMA:B, haciendo de estos sistemas de creencias un tema recurrente en la historia. A través de promesas de milagros a sus fieles y limitar el accionar de quienes practican la ciencia la religión actúa como un mecanismo coercitivo que logra proteger los intereses de las élites.

Imperialismo:

Inicialmente, las élites amestrisiansas son hombres blancos de edad adulta que están al poder del ejercito, pero conforme la historia avanza nos damos cuenta de que la nación fue creada con el único fin de proteger los intereses de su verdadero líder por encima de la sociedad. Es este líder supremo quien tiene permiso de actuar de forma violenta contra las naciones vecinas de Creta y Drachma y someter minorías raciales como lo ocurrido en la guerra de Ishval.

Adicional a esto, las personas que están al mando de este líder supremo no están en libertad de cuestionarle. De ser así es probable que sean acusados de traición y perseguidos para ser juzgados y recibir sanciones duras, tal como ocurre con los hermanos Elric hacia el final de la historia.

Estudio Bones

Pero no todo es oscuro en FMA:B, el mismo sistema imperialista se encarga de crear su antítesis: la rebelión.

A través del uso de medios de comunicación y el planeamiento de estrategias de ataque, los personajes de la serie dejan sus diferencias de lado y logran derrotar al líder imperialista. Es así como FMA:B no sólo reconoce la existencia del imperialismo, sino que también otorga un papel activo a los grupos sociales para cambiar su realidad.

FMA:B es un producto audiovisual que continuará envejeciendo bien, porque aunque es probable que en nuestro mundo no exista un dios y mucho menos alguien capaz de contenerle; en nuestra realidad, aún somos capaces de dejar nuestras diferencias de lado y luchar contra los gobiernos imperialistas que usan la religión, las diferencias de género y de raza para justificar su accionar.

FullMetal Alchemist: Brootherhood consta de 64 capítulos y está disponible en Netflix y Crunchyroll.

Bibliografía:

Wright, C. (2019), The Value of Amestris: Imperialism in Fullmetal Alchemist. Link: https://medium.com/@chywright/the-value-of-amestris-imperialism-in-fullmetal-alchemist-5bf2d1921858

Sadler, J. (2013) Disability and Biopolitics in Fullmetal Alchemist: Brotherhood. Entregado en CripCon 2013. Syracuse, NY, EUA.