[La reseña contiene spoilers leves]

Por fin. Por fin DC logró hacer una buena película en el universo cinematográfico actual. Este es el comentario que más se escucha a la salida del cine. Dudo que alguien salga de esta película insatisfecho, si bien algunos saldrán más felices que otros, Wonder Woman es un completo acierto para los fanáticos de DC y de la princesa de Themyscira. Después de varias decepciones, el sentimiento es de alivio, felicidad y expectativa por lo que sigue.

Hemos visto una enorme cantidad de historias de origen, cuántas veces se ha contado la muerte de los padres de Bruce Wayne o del Tío Ben. Era el colmo que después de tantos años hasta ahora veamos el origen de Wonder Woman en la pantalla grande, pero finalmente llegó ese momento.

Considerando que esta no solo es una película más en el género, sino la primer película live-action de la Mujer Maravilla, la primer película de una superheroína desde hace más de 10 años y apenas la segunda película de superhéroes dirigida por una mujer, es aún más grande la felicidad de saber que Wonder Woman resultó tan bien.

Algo que no se puede decir de sus predecesoras en el DCU, Batman v Superman y Suicide Squad, Wonder Woman logra captar bastante bien la esencia del personaje, su forma de ser, sus luchas y motivaciones. En general la gran mayoría de personajes están bien desarrollados. Además de una Diana valiente, desafiante y adorable, tenemos a un Steve Trevor que se siente genuino y que genera empatía. Ambos tienen una excelente química en pantalla, con buenas dosis de humor, acción y romance sin sobrepasarse en ninguna. La forma en que se desarrolla la relación de ambos es tan creíble y emotiva que los convierte en una de las mejores parejas de personajes de películas de superhéroes (¡toma eso Black Widow y Hulk!).

Las actuaciones ayudan en gran parte a que los personajes se sientan cercanos y creíbles. Chris Pine logra transmitir una enorme cantidad de emociones, a veces sin decir una sola palabra, e incluso tiene varios momentos que dejan pensando que sería un buen actor de comedia. ¿Y qué decir de Gal Gadot? ¿Hay alguien que vea esta película sin salir enamorado de la protagonista? Es imposible.

Desde el inicio de la película, con la niña que actúa de Diana pequeña, se nota que la película entiende al personaje a la perfección. Mención especial a Robin Wright en el papel de Antíope que realmente se roba el show en las escenas en que aparece y es uno de los puntos altos de la película a nivel actoral y de personaje. Las amazonas y las escenas en Themyscira son visualmente refrescantes, finalmente vemos colores sin el filtro Snyder, el cual funciona para Batman pero no para personajes como Superman o Wonder Woman. Más adelante en la cinta sí hay una paleta de color más fría y sombría, pero el resto de la película sucede en la Primer Guerra Mundial, entonces tiene sentido.

Los demás personajes como Sameer, Chief, Charlie y Etta generan igualmente empatía, al punto de que al final de la película el espectador llega a sentirse parte de este equipo de asesinos, contrabandistas y secretaria, quiere verlos ganar y salir triunfantes de la misión. También representan un «comic relief «que funciona sin llegar a ser predecible o cansado. La película en general tiene un gran sentido del humor, con algunos chistes ingeniosos, sobre todo en las primeras interacciones entre Diana y Steve y la forma en que Diana va comprendiendo a la humanidad, y otros que parecen un tanto salidos de un cómic de los 50s, pero que a los fans de los cómics le pueden resultar graciosos. Esto sucede mucho con algunos villanos de la película. La Doctora Poison y el teniente Ludendorff son legítimos enemigos con risa malvada que pueden hasta parecer un poco ridículos, pero de alguna forma funcionan.

No entraremos en mucho detalle sobre Ares para no incurrir en spoilers, pero diremos que tal vez no es el punto más fuerte de la película. Sin embargo, la batalla final es digna de un dios griego y una amazona que es más de lo que parece. En la película surge el mensaje de la importancia del amor y el argumento de que los seres humanos son más que violencia y guerra, lo cual podría resultar cliché, pero al final de cuentas eso es Wonder Woman. La defensa del amor y la justicia es inherente al personaje.

A nivel narrativo la historia se va desarrollando con un buen ritmo mientras pasa de Themyscira a la tierra de los hombres, introduce la guerra, los personajes y villanos principales y la evolución de Wonder Woman mientras va descubriendo poco a poco sus poderes. Este es uno de los puntos más rescatables de la película. Diana no es la guerrera que vemos en Batman v Superman desde el inicio. Incluso después de su proceso de entrenamiento en la Isla Paraíso, la vemos enfrentar una guerra real por primera vez al mismo tiempo que la vemos descubrir lo poderosos que pueden llegar a ser sus brazaletes, el lazo de la verdad, la forma en que va a aprendiendo su capacidad de volar y la fuerza que lleva dentro. Es un personaje que crece tanto por fuera como de forma interna, en fuerza física pero también como persona, va perdiendo un poco su inocencia externa a la humanidad mientras crecen todos sus poderes y también sus ganas de luchar por lo que cree que es correcto.

En aspectos técnicos la película no tiene ninguna falla grande. Al inicio tal vez algunos efectos de las amazonas entrenando no son perfectos, pero conforme avanza, la película realmente supera estos pequeños fallos del principio. Cabe destacar las animaciones que se muestran mientras Hippolyta y Antíope cuentan el origen de las amazonas, así como los efectos cuando Diana utiliza el Lazo de la Verdad y los brazaletes. También cuenta con  buenos efectos en la pelea final y en la caracterización de Ares.

La película mantiene al espectador interesado por cada personaje en todo momento. No se necesita una versión extendida para sentirse satisfecho con esta película. En general a nivel visual, de fotografía y edición, así como de guión la película está bien hecha, un gran acierto para DC en esta ocasión

La Primer Guerra Mundial es llamada la guerra para terminar todas las guerras. Diana cree que los hombres pelean porque están bajo la influencia de Ares. Resulta interesante la forma en que la película mezcla eventos históricos reales con la mitología del personaje y de los dioses griegos. La historia juega mucho con esto y de alguna forma entra dentro del enfoque realista que caracteriza a estas nuevas películas. Un enfoque en el que un personaje como Batman calza perfectamente, pero es más difícil introducir otros personajes de la Liga de la Justicia como aliens y dioses en un universo no tan ficticio.

Wonder Woman también tiene su dosis de referencias a cómics y quienes hayan visto la película animada verán que es una adaptación digna del material original. Hay varias escenas que sí tienen una clara influencia de Snyder como productor y escritor, a quien ya sabemos que le gusta recrear páginas de cómics al pie de la letra. Hay tanto alusiones a números clásicos del personaje, como a arcos más recientes como The New 52. Por otro lado no hay muchas referencias a Justice League, pero aparece lo necesario para conectar la película con la próxima entrega sin cargar esta película de cameos o «easter eggs» y dejándola brillar por sí sola.

DC estableció un nuevo estándar y una idea de lo que deberíamos esperar para sus próximas películas. Si Wonder Woman es así de buena, Justice League y las películas que vienen no tienen por qué ser inferiores. Ya sabemos que con un buen guión, elenco y dirección, el resultado puede ser digno de los héroes y heroínas con los que crecimos.

En cuanto a la dirección de Patty Jenkins sobra decir que realizó un gran trabajo y que sería grato tenerla de vuelta en este universo. La directora toma un personaje tan icónico, que se caracteriza por su esperanza, optimismo y por valores un tanto “cursis” y logra ganarse el corazón de ese público tan acostumbrado a antihéroes, personajes oscuros y sarcásticos. Además, es importante resaltar que el hecho de que esta película haya resultado tan bien, abre las puertas a que más directoras incursionen y tengan oportunidad de dirigir y escribir películas de este género.

Wonder Woman es eso. Es el personaje que las niñas pueden admirar. Es la esperanza de un mundo mejor en el que haya justicia e igualdad. Esta película es importante no solo porque es emocionante y pavimenta el camino para el lanzamiento de Justice League. Es importante porque es fundamental que existan personajes como Diana, con el que la gente se pueda sentir identificada, que generen un sentimiento de esperanza y de ganas de luchar. Al final de cuentas no importa si los efectos o la edición son perfectos, si los villanos están bien representados o si las actuaciones son buenas, porque no se trata de otorgar una nota o un número que resuma lo que es esta película. Al final no importa qué tan cliché sea el mensaje de que solo con amor se puede salvar el mundo, porque en el mundo en el que vivimos, solo con el idealismo y la valentía de la Mujer Maravilla vamos a poder sobrevivir.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here