Esta semana, Apple modificó los términos de uso de su App Store y el cambio más significativo es que, a partir de ahora, todas las apps que tengan loot boxes deberán divulgar las probabilidades que tienen los usuarios de obtener recompensas que valgan la pena.

“Las apps que ofrezcan ‘loot boxes’ u otros mecanismos que provean items virtuales aleatorios para la compra deberán divulgar sus probabilidades de obtener cada clase de item a los clientes antes de su compra”, indica la nueva regla que afectaría todos los principales juegos de iOS, tales como Hearthstone, The Simpsons Tapped Out, y Clash Royale.

Los loot boxes, o “cajas misteriosas” que los jugadores pueden comprar con dinero del juego, o incluso dinero real, para obtener items y recompensas virtuales desconocidos que van desde comunes hasta raros, son un elemento ubicuo en casi todos los juegos móviles desde hace tiempo. Sin embargo, su inclusión en juegos de consola como Star Wars Battlefront II y Shadow of War ha generado una gran controversia por la manipulación que hace de los usuarios para que gasten grandes cantidades de dinero por la incertidumbre de tal vez lograr avanzar rápidamente en el juego. Incluso, algunas instituciones gubernamentales de varios países del mundo las han investigado por equipararlas a los juegos de casino. No obstante, ninguna instancia las ha declarado como tales por el momento.

Lo que sí está oficializado es el descontento de los jugadores, y al fin al cabo siendo estos los que compran los juegos y sus respectivos loot boxes, no es de extrañar que las mismas compañías por su propia cuenta empiecen a tomar medidas como la de Apple. ¿Para qué arriesgarse a que la gente deje de comprar su juego por la posibilidad de que tal vez compren cosas extra una vez dentro? Por el momento, recuerden revisar sus probabilidades de recompensa cuando compren en iOS y crucen los dedos para que estas medidas se implementen pronto en otros sistemas,  pero sobre todo… ¡Continúen jugando!