La búsqueda de nuevos espacios de inclusión siempre será algo positivo en cualquier ámbito donde se presente, aunque muchas personas no estén de acuerdo con eso. Sin embargo, el nuevo debate se está centrando principalmente en que algunos piensan que no debería de ser algo obligado, sino algo que se presente naturalmente, pues esto podría limitar la creatividad artística.

El presentador y comediante Bill Maher, por ejemplo, ha atacado la nueva iniciativa de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas que pretende que las películas que aspiren a ganar un premio Oscar deberán tener en su planilla al menos un porcentaje importante de mujeres, grupos étnicos diversos, personas LGBTIQ+ o personas con discapacidades cognitivas o físicas.

¿Has visto los Oscar de este siglo? Esto parece un caso de lavar un vaso que ya ha pasado por el lavavajillas. La Academia no es exactamente desconocida por otorgar virtudes liberales. Deberían llamar a la Mejor Película ‘la más digna’. Miren a los contendientes y ganadores en los últimos años. Fueron nominados no por su popularidad entre el público, sino por la diversidad y la señalización de virtudes (…) La diversidad es importante. Pero hay que decirlo: no es lo único que es importante. También es importante que no terminemos con artistas guiados menos por una visión creativa y más por una lista de tareas pendientes. Cameron Diaz es cubana por parte de su abuela. ¿Es lo suficiente latina? Estamos hablando de un mundo en el que si quieres hacer la próxima Lista de Schindler, lo primero que debes hacer es dar un desglose racial de todos tus empleados. ¿Alguien ve la ironía en eso? Algunas de las mejores películas jamás hechas fueron de refugiados de países comunistas y fascistas que salieron porque no les gustaba que les dijeran qué arte era aceptable.

Bill Maher

Este tema se ha intensificado en los últimos años con nominaciones a películas como ‘Black Panther’ o con el hecho de que una película «amigable» como ‘Green Book’ haya ganado el Oscar como Mejor Película del Año en 2019, a pesar de no ser considerada por muchos críticos como merecedora o mejor que sus contrincantes en ese momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here