Breathedge – Primeras Impresiones

Un viaje interestelar que salió mal, donde se nos muestra que con humor todo se puede sobrepasar; eso es Breathedge. Las cenizas del abuelo buscaban un lugar en los confines del universo, pero algo sucedió en el camino, y la nave interplanetaria en la que viajamos sufre un accidente fatal en el que el único sobreviviente es nuestro protagonista.

Y acá lo más importante es -tal y como lo dice su nombre, el aire, el oxigeno que nos mantiene vivos todos los días es el elemento del juego que nos tendrá siempre pendientes. También están el hambre, o la sed, pero mantener una fuente O² será siempre nuestra principal necesidad. Después del lamentable hecho en el que la nave explota, una parte de la misma que quedó intacta nos sirve de refugio, en el cual podemos descansar para recargar vida, tenemos una mesa para craftear objetos, un baño para hacer nuestras necesidades y un pequeño baúl para guardar los excesos en el inventario. Estando dentro de la nave estamos seguros, pues es una fuente permanente de aire, pero cuando nos toca salir (que estaremos mucho tiempo fuera buscando recursos) tendremos muy poco tiempo para ir y buscar las cosas necesarias para seguir adelante en el juego.

Lo bueno es que tenemos a disposición una pequeña variedad de objetos para crear. Algunos tan simples como una barra de metal para golpear objetos hasta romperlos y obtener loot de estos u otros mucho más elaborados, como un dispositivo que nos permita volver a llenar de oxígenos nuestro tanque y ir más lejos en cada salida de exploración, son simples pero efectivas estaciones de refill.

Breathedge

Algo que puedo confirmar es que Breathedge es una delicia visual a la hora de representar el pedazo tan diminuto de cosmos en el que se ambienta el título, yo sencillamente quedé boquiabierto mirando una estrella lejana frente a la puerta de mi nave espacial, y al voltear a la izquierda, un planeta enorme, hermoso, que me hizo sentir diminuto. La belleza con la que es recreado todo lo que hay en al lejanía es majestuoso, y las cosas que tenemos cerca, tampoco se quedan atrás, lo que le da un aspecto excelente en lo que a gráficos se refiere. No podemos esperar a que el juego esté terminado, y pase por una optimización para que el resultado sea aún mejor.

El reto en Breathedge recae en lograr conseguir los recursos y no morir en el intento, descubrir los distintos secretos que se hayan escondidos por los oscuros y tristes pedazos de nave que abundan por todo el nivel (si es que a este espacio de le puede llamar nivel). Cada zona de ruinas en que tengamos a la vista, puede ser explorada, y es muy probable que como mínimo, topemos con algún coleccionable u otro pedazo de historia que el desarrollador nos quiera contar para dar un poco más de contexto al título.

Y de hecho, una parte importante donde vamos a gozar es con las ocurrencias del desarrollador. RedRuins Softworks usa muy bien cada parte del juego en el sentido humorístico, desde el inicio veremos cómo en algunas partes -sobretodo narrativas, donde el cinismo, humor negro y demás situaciones de este tipo nos pondrán ya sea a reír, o ha darnos contra la pared por cosas que tendremos que hacer pero que no tendrán ningún sentido alguno.

Breathedge

Es importante tener en cuenta que Breathedge es un título en el que se avanza lento, si ya de por sí flotar en el espacio es irrisoriamente letárgico, la necesidad de devolverse a la nave para recargar el oxígeno una y otra vez hasta lograr conseguir los medios que ocupamos para cumplir la meta de la historia podría hacer que algunos sientan cierta impaciencia. Pero es parte de lo que el juego ofrece, y si decidimos darle una oportunidad, es sencillo entender cómo será su jugabilidad: lootea, crea objetos, y avanza.

Breathedge me gusta, su propuesta es bastante interesante, la narrativa divertida, su jugabilidad enfocada en la supervivencia espacial hace un buen trabajo, y la ambientación tan fantástica que se logra en el espacio, me dejan con ganas de saber cómo le irá en el futuro. Decimos esto porque es un título en Early Access, y apenas probamos su primer capítulo. Si podemos confirmar que el juego se siente muy bien técnicamente, sin bugs, y una estabilidad envidiable.

Compartir